Mi nuevo coche...alquilado

Después de pedirlo ayer me entregaron las llaves del coche. Se trata de un Vauxhall (Opel) Astra con 6.300 km., aún huele a plástico por dentro (a nuevo). Nada más entrar en él, estuve 5 minutos tratando de averiguar donde estaban todas las palanquitas y botones (aquí todo está al revés en comparación con un coche normal). Después de esos minutos me “atreví” a meter la llave y arrancarlo. En principio, conducir por el lado contrario no es difícil, lo chungo es mirar para el lado por donde te vienen el resto de los coches. Ya en carretera, digamos que tome un camino alternativo para volver al hotel ;-) , pero llegué sin contratiempos.




Comentar que el hotel es aún peor de lo que pensaba, esta noche me he despertado con los gritos de gente corriendo por los pasillos. Supongo que lo que habrían bebido hasta entonces no era agua. Este pensamiento se ha confirmado cuando a las 7 de la mañana al abrir la puerta para bajar a desayunar, he visto gente con cubatas y con la cara más roja que si hubieran estado tomando el sol en la playa. Esto no sería extraño si no fuera porque hoy es martes laborable.