Christchurch y un paseo por la playa

Christchurch es un pueblo cuyo origen se remonta a los tiempos de los sajones. Nada más llegar se ven los carteles de Tourist Information Center que te guían por High Street. Después de recoger unos folletos comenzamos la visita. La primera parada es The Great Tower. Son las ruinas de la torre que coronaba una loma en medio del pueblo. Inicialmente construida en madera en el año 1100, se reconstruyó en piedra alrededor de 1300. Fue demolida tras la guerra civil en 1651.




Justo enfrente se encuentran las ruinas del Castillo de Christchurch. Apenas quedan en pie un par de muros rodeados por un foso lleno de agua y una casa normanda construida en 1160.




Continuamos por el camino que bordeaba el castillo para llegar a Priory Church. Este es el monumento por el que se conoce a Christchurch. Su construcción comenzó en el año 1094. El priorato es muy conocido por albergar la “viga milagrosa” (miraculous beam). Se cuenta que durante la construcción de la iglesia, un misterioso carpintero colaboró en el trabajo. Una tarde se encontró que una de las vigas del techo era demasiado corta. A la mañana siguiente y, para sorpresa de todos, comprobaron que durante la noche la viga había aumentado su tamaño hasta la medida justa y que había sido colocada en su posición correcta. El misterioso carpintero no volvió a aparecer y todos asumieron que debió ser Jesucristo quien ayudó a construir su propia iglesia. Este hecho motivó el cambio de nombre del municipio (antiguamente Twynham).

 
Al sur de la iglesia se encontraban los edificios donde vivían los frailes. Había un refectorio, los dormitorios, la residencia del prior y un hospital. Estos edificios fueron todos demolidos en 1539 durante la disolución de los monasterios. Finalmente, Enrique VIII regaló la iglesia a los habitantes de Christchurch para siempre.




Después de comer me dirigí a Hengistbury Head, una reserva natural de alto interés arqueológico. Se trata de una península que forma Christchurch Harbour una especie de lago con una salida estrechísima al mar. Lo bueno de este lugar es recorrerlo a pie o en bicicleta. En su recorrido se encuentran paneles informativos con su historia y las especies que viven en él. Recorrerlo a pie completamente puede llevar las horas que uno quiera, yo con tres tuve suficiente. Animales, bosque, marisma, playas kilométricas… de todo en un sólo lugar.


Entrada a la reserva natural y panel informativo sobre los primeros pobladores de la península (10.000 A.C.).

Vista de Christchurch Harbour. Lo que se ve de derecha a izquierda es Ancient Grassland y la playa de Mudeford.


Entrada a “Ancient Grassland”



Playa de Mudeford y sus casetas de madera.



Entrada a Christchurch Harbour. Situada al fondo de la playa. Son apenas 30 metros.
Regresamos al sur por Mudeford y remontamos una colina para divisar Poole Bay.


Poole Bay, dirección Este



Poole Bay, dirección Oeste



Poole Bay, dirección Oeste. Al fondo la población de Southbourne.

Y, finalmente, a eso de las 5 y media, más cansado que de costumbre regresé a casa.