Londres (Shopping Center)

El sábado nos apuntamos a una fiesta en Londres. Era el cumpleaños de un amigo de Ben y pensé que sería interesante salir de nuevo por la “capi”. Esta vez nos desplazamos en coche, mucho más barato y rápido que el tren. Llegamos a las 3 de la tarde y decidimos ir de compras al centro. Nos dirigimos a Oxford Street.

Lo que vimos supera al Max Center en la víspera de Navidades. Gente por todas partes y muchos empujones en los semáforos. Ya sabía que esto no es nuevo pero lo de aquí es exagerado. Entramos en un par de tiendas y la verdad es que me dio la impresión de que los precios son algo caros. Finalmente abandonamos la idea y nos sentamos en The Phoenix, junto a la calle Oxford, a tomar unas cervezas.




Por la noche, lo que aquí significa las 7 de la tarde, fuimos a Hoxton. Antes de entrar en materia cenamos en un restaurante chino. Ya sé que debí sacarme una foto para la historia pero este no era el típico restaurante chino con olor a salsa agridulce al que estamos acostumbrados. Fueron 15 euros bien gastados.

Pasamos toda la noche en el Hoxton Pub and Kitchen. Esta vez hubo algo distinto y es que conocí a gente en mi mismo idioma.

El domingo lo dedicamos a visitar algunos de los mercadillos de Londres. Empezamos la mañana desayunando en Camden y visitando Camden Lock Market. Dispone de una gran variedad de artículos, desde objetos de diseño hasta ropa barata, velas, música, muebles antiguos, comida,…. Uno de los lugares más curiosos es el Stables Market, un antiguo hospital veterinario para caballos que alberga unas cuantas tiendas en su interior.




Ya en el centro nos dirigimos a Old Spitalfields Market. Se trata de un mercado que empezó su actividad en 1876. Es famoso por su comida ecológica y sobre todo por ser el escaparate de nuevos diseñadores de moda.

Aunque para curiosa la zona de Brick Lane. Se trata de una calle en la que volvemos a encontrar tiendas de lo más variopinto, puestos de comida y un montón de gente rara que pasea buscando el objeto más “vintage”.