Comunidad hispana

Este fin de semana decidí descansar del turismo después de los 500 km. de viaje en coche del anterior. En principio el viernes iba a ser un día tranquilo porque pensaba trabajar media jornada el sábado, así que fui en plan tranqui con Ben y Mark (la división inglesa). El tema de ir tranquilo es que empiezas y al final te lías. La cosa es que tras coger el taxi de vuelta a casa me llamó la comunidad hispana para tomar algo y me dieron las mil. Vamos que al día siguiente ni trabajar ni nada. Me levanté a las 4 de la tarde.

El sábado nos juntamos aun más gente por la visita de algunos familiares. Resulta que esta semana se nos ha unido un nuevo miembro al club, Enrique. Comentar como nota curiosa de la noche que fui uno de los pocos que vio nevar en Southampton cuando regresaba a casa a eso de las 6 de la mañana.