Visita familiar (parte 2)

Tras un sábado intenso tocaba un domingo algo más relajado pero igualmente interesante. Nos desplazamos al Condado de Wiltshire para visitar Salisbury. Dado que teníamos que estar en el aeropuerto a las cuatro de la tarde, la visita fue un poco apresurada porque el plato fuerte venía más tarde. A pesar de esto tuvimos tiempo para contemplar los lugares más interesantes.

Church of St. Thomas Becket es una pequeña iglesia de mediados del siglo XV cuyo principal interés es un mural medieval dedicado al Juicio Final. No tuvimos tiempo para entrar y continuamos por High Street para llegar a Poultry Cross, un arco del siglo XV que originalmente marcaba la sección del mercado donde se vendían las aves de corral. Justo enfrente están Haunch of Venison, un restaurante en el que se conservan los restos de una mano momificada que fue cortada durante una partida de cartas y, en la esquina, la casa en la que vivió John Winchester hasta 1458, un barbero-cirujano que tenía permiso para practicar anatomía con los cuerpos de presos ejecutados.

Poultry Cross



John Winchester's House y Haunch of Venison

Volvimos sobre nuestros pasos para atravesar la High Street Gate. En los primeros días de Salisbury había constantes problemas entre los ciudadanos y el clero hasta el punto de que, en 1327, Eduardo III dio permiso para construir una muralla alrededor de la catedral y los edificios aledaños con las piedras de Old Sarum (antiguo asentamiento origen de Salisbury). Incluso hoy en día se siguen cerrando las puertas durante la noche. A la izquierda dejamos College of Matrons, edificio construido en 1682 para las viudas de los miembros del clero y, a la derecha, Mompesson House del año 1701.


Sobre un gran claro se levanta la catedral que da fama a este pueblo. Su torre principal mide 123 metros de altura y es la más alta de toda Gran Bretaña. Llegamos en el momento en que se celebraba el servicio de las nueve y media. A pesar de no poder sacar fotos pudimos movernos por el interior. Así pudimos ver el reloj mecánico más antiguo que se conserva en Inglaterra (año 1386), una colección antiquísima de banderas de batalla y llegar hasta el crucero de la catedral al término de la misa.




A continuación nos pasamos al claustro donde pudimos tomarnos un respiro y charlar con una mujer californiana que nos pidió que la sacáramos unas fotos.






A las once pusimos rumbo a Amesbury con objeto de visitar Stonehenge. Afortunadamente, esta semana hablé con Mario Picazo y me reservé unos minutos de cielo azul para sacar las mejores fotos en este lugar. A pesar de ser mi segunda vez, la sensación de estar en un lugar especial seguía conmigo. Por otro lado, estaba seguro de que las fotos iban a salir mejor que en la primera ocasión dado que no podía estar en mejor compañía.




El tiempo se detiene cuando se camina bordeando el “Círculo de Poder” hasta la “Heel Stone”. Tras casi una hora y media dimos por concluida la visita