Notas de la semana 49

Se acercaba el fin de semana y como estaba un poquito resfriado, el jueves no fui a trabajar para recuperarme. Aprovechando que estaba en casa, vino un agente de la inmobiliaria a inspeccionar y tomar nota de mis quejas. Pasado el trámite quedé con Sergio y, tras ir de compras por el centro, nos dimos un buen homenaje con una tortilla de patatas. Mi primera tortilla en casi 6 meses!!!!. Sé cocinar, pero ya sabéis que las tortillas nunca han sido mi especialidad.



Viernes, algo de trabajo y vida nocturna.

El sábado, después de pasar toda la tarde practicando inglés en The Tabern (no es precisamente una academia), fuimos a un club llamado Firehouse donde tocan música “heavy” en directo. Lo cierto es que el sonido era muy bueno y los “abuelos” no lo hicieron del todo mal. Fue divertido y aun me pitan los oídos. Después del concierto no quedaban muchas ganas de fiesta así que tras un par de copas en The Grapes, algo así como el “Sopelana” de Southampton, marchamos cada uno a su casa.

El domingo a la mañana, Sergio y yo hicimos una pequeña escapada aprovechando que hacia sol y el cielo estaba azul. Durante la noche debió de caer una helada tremenda porque a las once los coches y las aceras todavía estaban cubiertos de hielo. Nuestra primera visita fue a Porchester Castle y la Bahía de Portsmouth.

Porchester Castle


Sergio y yo frente a Porchester Castle

Mucho más interesante fue visitar Holy Hill Woodland Park. La primera vez que estuve aquí me gustó lo original que es este parque pero me quedé un poco desilusionado al comprobar que las fotos no me salieron tan bien como me hubiera gustado, en parte porque el cielo gris no me ayudó en nada. Esta vez el cielo era azul pero hacia un frío que pelaba. Aun así fue interesante volver y sé que no será la última.

Hielo en la valla

Lago helado

Tomando un descanso


Algunas imágenes del parque.....