Markus, El Bárbaro

El chollo de Air France se me acabó al día siguiente de escribir el anterior artículo, así que tan sólo pude disfrutar de un día de compras, y es una pena porque le había puesto el ojo a un par de pijamas en el John Lewis. En todo caso aproveché bien la oportunidad para abastecerme de cuchillas y demás productos de afeitado.

Después de los excesos navideños y con el frío que hace por aquí, en toda la semana no hemos subido de 0 grados, tenía pensado pasar un fin de semana tranquilo pero no ha sido posible. Resulta que esta semana se ha incorporado un austriaco llamado Markus, algo así como el hermano pequeño de Arnold Schwarzenegger, al que le gusta más la fiesta que un caramelo a un niño. Se suponía que con tanta vida sana y entrenamiento el tipo se bebería un par de cervezas como mucho. Nada más lejos de la realidad. Comenzamos en Bedford Place con esos cubatas que saben a zumo pero Markus, muy aficionado a los chupitos, comenzó el festival Jaegermaister y no pudimos pararlo.

Al día siguiente, Domingo de Resurrección.