Qué ver en Estocolmo en poco tiempo

Durante la Segunda Guerra Mundial muchas ciudades europeas fueron reducidas a cenizas. Suecia permaneció neutral y se salvó de los bombardeos aéreos. El patrimonio cultural sobrevivió a la guerra. Su capital se extiende a lo largo de 14 islas en el Lago Mälaren. Estocolmo es la ciudad de los puentes. Aunque su fundación se produjo hace 700 años, no fue hasta la mitad del siglo XVII cuando fue declarada oficialmente como la capital del país. No cabe duda que se trata de un claro referente de la cultura europea con sus 70 museos y sobre todo por ser donde se entregan los conocidos Premios Nobel. La primera ceremonia de entrega de los Premios Nobel se celebró en la Antigua Real Academia de Música de Estocolmo en 1901. Actualmente, se celebra en la Sala de Conciertos de Estocolmo. Como excepción el Premio Nobel de la Paz se entrega en Oslo (Noruega).

Ganla Stan, the “Old Town”, es el casco antiguo de Estocolmo. El centro histórico de la ciudad es famoso por sus estrechas calles, coloridos edificios y tiendas de antigüedades y artesanía. En esta isla se construyó el Palacio Real. Finalizado en 1754, con sus 608 habitaciones es uno de los palacios más grandes de Europa. Una buena parte del palacio está abierta al público. Así, se pueden visitar los apartamentos de estado, la Armería real, el Tesoro, el Museo de Antigüedades de Gustavo III y el Museo Tre Kronor. Un punto de máxima expectación es el cambio de guardia al estilo de Buckingham Palace.

Palacio Real

Entrada al Palacio Real


En las cercanías del palacio se encuentra la iglesia Storkyrkan. Sus orígenes se sitúan en el año 1279 y es un buen ejemplo del estilo gótico sueco. En 1527 se reconvirtió en iglesia luterana.

Storkyrkan

Continuando por Källargränd se llega a la plaza Stortorget donde se encuentra el Stock Exchange Building que alberga la Academia Sueca, el Museo Nobel dedicado a los premios del mismo nombre y la biblioteca Nobel. Esta plaza es frecuentada por miles de turistas cada año y en ella se celebran habitualmente espectáculos callejeros. Es muy famoso su Mercado de Navidad donde se venden artesanía y productos astronómicos.

Números 14 a 22 en Stortorget

Uno de los encantos de esta isla es recorrer sus calles estrechas de piso empedrado y explorar los callejones que las van conectando en su recorrido. Es un lugar donde hay mucho que ver, infinidad de anticuarios, galerías de arte y pequeñas tiendas de complementos que invitan a comprar ese pequeño detalle para la casa. Si en algún momento entra el hambre también se puede tomar un respiro en alguno de sus restaurantes.




En el cruce de Västerlånggatan y Österlånggatan se encuentra una plaza presidida por el Banco de Suecia, donde fue impreso el primer dinero de papel. De vuelta por Svartmangatan aparece Tyska kyrkan, la Iglesia Alemana, que fue construida en el siglo XIV por el gremio de mercaderes alemanes con la colaboración de sus colegas suecos.

Tyska kyrkan

Adyacentes con Ganla Stan se encuentran dos islas muy pequeñas. Riddarholmen donde se encuentra Riddarholmen Church, iglesia construida en 1280, y Helgeandsholmen, donde se puede visitar el Parlamento de Suecia.

Parlamento de Suecia

Al fondo queda el ayuntamiento, City Hall, y a sus pies, en pleno febrero, un mar completamente congelado.


City Hall al fondo

En el camino que bordea la orilla a lo largo de Strömgatan van apareciendo la Opera, Kungsträdgården (los Jardines Reales), Nationalmuseum (la galería de arte más grande de Suecia) y el Teatro Dramático.

Teatro Dramático

Siguiendo por los muelles se llega a Djugårdsstaden donde se encuentran dos de los museos más famosos de la ciudad, el Vasa Museet, dedicado a el Vasa, un barco del siglo XVII con “más del 95 % de su estructura original y sus cientos de esculturas talladas” y el Nordiska Museet, el museo de la cultura sueca donde nos invitan a descubrir la historia cultural sueca a través de sus tradiciones, arquitectura, moda y diseño. No olvidemos que este es el país de Ikea y que “Design in Sweden” es una marca que vende.

Muelles en Strandvägen

Nordiska Museet