Suministro de ibéricos

Este fin de semana mi hermana, nuevamente, se ha dejado caer por Inglaterra. Así que durante las próximas semanas tengo asegurados los bocadillos de pata negra. Esta vez su llegada se produjo a una hora prudencial, las 11 de la mañana, con lo que el sábado pudimos aprovecharlo al máximo, por ejemplo, para ir a Oxford donde habíamos quedado con el amigo Markus.

Dining Hall en Christchurh College (esta vez tampoco vimos a Harry Potter)

El domingo lo dedicamos a ver Winchester y todas las atracciones que ya he comentado en otras ocasiones con el añadido del mercado gastronómico dominical donde pudimos comer una especie de kebab de cerdo y comprar algo de pan casero, salchichas y muffins para la cena. El plato fuerte quedó para el lunes.

 
Catedral de Winchester



Mesa Redonda del Rey Arturo


Londres una vez más

Esta ciudad es tan grande, tiene tanta historia y tantas cosas que ver que no podía faltar en el menú. Bajamos en Liverpool Station para dirigirnos paseando a uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. La Torre de Londres es un palacio construido a orillas de Río Támesis declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988. Llama la atención lo bien conservado que está. No hay ni un solo edificio ruinoso.

Maqueta de Tower of London


Las funciones de este complejo han sido de lo más variadas. Así, ha sido utilizado como fortaleza, palacio, armería, almacén del tesoro y cárcel, especialmente para prisioneros de "clase alta". La reina Isabel I estuvo prisionera aquí durante el reinado de su hermana María allá por 1554.

Las primeras referencias que se tienen de esta construcción datan de la época de la provincia de Britania romana cuando el Emperador Claudio ordenó construir una fortificación para proteger la ciudad de Londinium. Los sucesivos ocupantes del lugar fueron reformando y añadiendo edificios al complejo, desde las iniciales construcciones romanas en madera hasta lo que la fortaleza es hoy en día.

Como podéis suponer resumir una visita como esta en unas pocas líneas es muy difícil. La historia de este lugar ha dado para escribir muchos libros. Este fue nuestro recorrido:


1. Byward Tower(entrada al recinto)



2. Water Lane




3. Medieval Palace




4. Lanhorn Tower

Es una de las 21 torres que defienden el recinto. Inicialmente se construyó para reforzar la defensa de la fortaleza pero como muchos otros edificios se acabó convirtiendo en una prisión.

 
5. Salt Tower

En sus paredes aun pueden verse las inscripciones que fueron tallando los prisioneros que pasaron por ella.


6. Broad Arrow Tower




Torre de vigilancia donde pueden tocarse distintos objetos que usaban para la defender la muralla. Junto a ella se encuentra una plataforma de madera que muestra la posición desde la que repelían los ataques del enemigo.


7. Constable Tower

Construida por Enrique III entre 1239 y 1241, fue utilizada como prisión en tiempos de Isabel I.

8. Martin Tower

Esta torre guarda una estrecha relación con las Joyas de la Corona puesto que en ella se guardaron desde 1669 hasta 1841. Hoy en día contiene réplicas.


9. Waterloo Barracks

Este es sin duda el lugar más interesante de la Torre de Londres. Fuertemente custodiado por guardias reales, vigilantes y numerosas cámaras de seguridad, este edificio alberga las verdaderas Joyas de la Corona Británica. Atravesamos las pesadas puertas de la cámara acorazada para contemplar la mayor colección de alta joyería que jamás haya visto. Coronas reales, espadas, cetros, trajes y numerosos utensilios, todos en oro macizo y adornados por miles de piedras preciosas. La colección completa está formada por 23.578 en total. Sólo la corona de Isabel II contiene 2868 diamantes, 273 perlas, 17 zafiros, 11 esmeraldas y 5 rubíes.







10. White Tower

El edificio más característico de la Torre de Londres. Construido en 1078 por Guillermo el Conquistador su interior alberga entre otras cosas una armería y la capilla de San Juan Evangelista. En la planta baja y, como nota curiosa, se exhibe la armadura más alta del mundo con 2,057 m. (certificada por el Libro Guinness de los Records).



Capilla de San Juan Evangelista


11. Tower Green y Beauchamp Tower

La fortaleza albergó a miles de prisioneros pero tan solo 7 fueron ejecutados dentro de sus muros. Tres de ellas reinas, Ana Bolena, Catalina Howard y Juana Grey (tras 9 días en el cargo). Todos ellos fueron enterrados en la Capilla Real de San Pedro ad Vincula situada al norte de la Torre Beauchamp. En sus paredes nuevamente pueden observarse las firmas de los que tuvieron el "gusto" de ser encerrados allí.

12. Bloody Tower

Aquí estuvo prisionero Sir Walter Raleigh, acusado de conspirar contra Jacobo I. Durante su cautiverio (1604-1616) escribió Historia del mundo.


13. Wakefield Tower

También conocida como Torture Tower donde como podéis imaginar vimos algunos artilugios que servían para hacer daño.

¿Quién quiere crecer?


Al salir por Henry’s III Watergate nos encontramos de frente con el Río Támesis y el Puente de las Torres.

Puente de las Torres
Tras llenar el estómago, nos dirigimos al centro para visitar la Catedral de San Pablo. Apenas fueron unos minutos pero quedamos impresionados por la arquitectura del edificio y, sobre todo, por el negocio que tienen montado entorno a la catedral. 11 libras por entrar, no poder sacar fotos y la Golden Gallery, una de sus grandes atracciones, cerrada. Pasamos de ella y nos dirigimos al Museo Británico, última parada del día. Pero esto ya es historia para otro artículo.

Catedral de San Pablo, la que sale en las antiguas series de Thames TV