Arundel, un castillos de cuento

Allá por 1086 en el Domesday Book, una especie de censo medieval, encontramos las primeras referencias de este pueblo histórico. Desde mucho tiempo atrás este lugar fue un importante mercado de gran actividad comercial. Nuevamente nos encontramos en uno de esos sitios en los que se respira antigüedad.

Desde la carretera que da acceso al pueblo se divisa la Catedral. Construida en lo alto de una colina domina todo el valle. Todas las construcciones del pueblo se desparraman cuesta abajo hasta la orilla del río Arun. En sus calles se ve mucha actividad, el tiempo este domingo acompañaba con un espléndido día soleado.

La Catedral de Nuestra Señora de San Felipe fue un proyecto del Duque de Norfolk cuya construcción se inició en 1850. La ausencia de estatuas en algunos de los nichos exteriores indica que no fue terminada por completo pero a pesar de ello fue inaugurada en 1873.




Continuando por London Road, unos pocos metros más adelante, se encuentra Parish and Priory Church of St Nicholas. Se trata de una iglesia del siglo XIV con una larga historia que se cuenta a través de los numerosos objetos que se encuentran en su interior.


Y al fondo, desde London Road, divisamos la verdadera joya de Arundel, su castillo.


Castillo de Arundel desde la esquina de London Road con High Street

El Castillo de Arundel fue construido en el año 1068 durante el reinado de Guillermo el Conquistador. Con el paso del tiempo el lugar ha sufrido muchas ampliaciones según las necesidades de la época. El castillo sufrió daños durante la Guerra Civil inglesa por lo que tuvo que ser reconstruido en los siglos XVIII y XIX. Su buen estado de conservación le ha permitido ser el escenario de algunas películas y series de televisión (Mcgyver pasó por aquí haciendo sus “trucos caseros”). Se abre al público durante algunos meses al año y es residencia del actual Duque de Norfolk.

Hay varios tipos de entradas que dan acceso a diferentes partes del castillo. En nuestro caso nos decantamos por la opción Gold Plus que permite visitar todas las partes del castillo excepto la residencia privada. La fotografía en el interior del castillo no está permitida pero aun así me las arreglé para sacar alguna que pudiera mostrar el lugar. Curiosamente coincidimos con una concentración del Club de Propietarios de coches MG que se celebraba en su interior.

The Keep

Jardínes del castillo

Entrada a The Collectors Earl's Garden con vistas a la Catedral

Biblioteca


Capilla de Fitzeral

Donde se cuece todo