Teo, en el Zoo

Parece que esta semana dijimos adiós al mal tiempo, la temperatura en estos días es agradable y vemos el sol con cierta frecuencia. Este fin de semana nos dispusimos a pasar un día tranquilo y en contacto con la naturaleza. El día elegido fue el domingo, el lugar el Marwell Wildlife Zoo y la hora cuando acabara el Gran Premio de F1 de China. A eso de las diez y media, pusimos la dirección en el GPS y nos pusimos en marcha.

El Marwell Wildlife es un zoológico que se extiende a lo largo de más de medio millón de metros cuadrados en las cercanías de Winchester. Suena a mucho y la verdad es que da para un buen paseo. En él viven unas 250 especies. Con estas referencias nos embarcamos en un paseíto de más de dos horas entre animales exóticos y malos olores (no lo digo por los ingleses).

Lo cierto es que una visita de éstas hay que tener suerte dado que los animales no comprenden el sentido comercial de un zoológico. Al ser domingo parece que muchos de ellos se tomaron el día libre dejando el ejercicio de ser buscados a todos cuantos estábamos de visita. Aun así pudimos ver alguna cosa interesante.
Jirafa de mirada atenta

Hipopotamos pastando
Monos tití
Lemures, ¿asustados?
Lemures tomando el sol

Tigre blanco

Cebras en plena acción