Ken Woodward

La seguridad en el trabajo es una de las grandes preocupaciones de nuestra sociedad. Todos los días nos desayunamos noticias relacionadas con accidentes que han costado vidas. Si bien se ha mejorado mucho en este terreno cada día las grandes empresas ponen empeño en este apartado porque su visión es que un accidente cuesta mucho dinero.

Y todo esto para…

Hoy, viernes, MPL y Siemens han organizado una charla de seguridad para su personal y contratistas. No dejaría de ser una más si no fuera porque esta vez resultó un tanto especial. Comenzamos con un video introductorio acerca de un tipo llamado Ken Woodward. Ken trabajaba para Coca Cola en su fábrica de Sidcup. En la producción, cuando se cambia de una bebida a otra el procedimiento señala que es preciso limpiar las tuberías. Un día de noviembre de 1990, le pidieron que limpiara el circuito. Nunca antes lo había hecho pero siguiendo unas sencillas instrucciones empezó con la tarea. Se habían quedado sin el producto de limpieza habitual así que preparó la mezcla casera que todos conocían. Todo parecía ir bien hasta que se produjo la explosión que lo dejó ciego de por vida. El video nos muestra una vida alterada por un suceso que nunca debió que ocurrir. En él vemos al protagonista de la historia y una serie de entrevistas a familiares y conocidos. Tras encender las luces aparece en la sala el propio Ken Woodward para contarnos su experiencia.

Durante la charla, nos explica que lo más importante es la comunicación y el trabajo en equipo. Que detrás de todo accidente no hay un único responsable y que, dentro de la fatalidad, es una persona afortunada porque su familia permanece a su lado, algo que solo pasa en un 20% de los casos. Todo ello en un ambiente distendido y lleno de buen humor.

En resumen, una lección de vida.