Museo de Historia Natural (parte 2)

...venimos de aquí.

El museo se encuentra dividido por 4 zonas de colores, en el anterior articulo os hablaba de la zona Azul (dinosaurios y mamíferos) y parte de la Verde. Continuando por la Verde vemos algunos fósiles vegetales, insectos y aves. La parte dedicada a los bichitos resultó un poco pobre pero se entiende cuando descubres que en el pasado uno de los responsables del museo se dedicaba a hacer hogueras con ellos. Un inventario de 1883 mostró que se habían perdido 5.500 insectos de la colección original. Un pena.

De la parte de los pájaros me quedaría con el una especie de “cuadro” montado con cientos de pajaritos disecados.


¡Qué paciencia!


A continuación pasamos a la zona roja dedicada a nuestro “querido” planeta. Pasamos a un hall y, en el centro, encontramos una escalera mecánica que nos lleva al núcleo de la Tierra. Espectacular.





Una vez terminado el viaje al centro de la Tierra nos encontramos con varias plantas, una de ellas dedicada a las fuerzas de la naturaleza la modelan. Empezamos por los volcanes, seguimos por los terremotos y acabamos viendo como actúa la erosión.

Cuando la montaña se vino abajo en Lyme Regis. Hoy dia las grietas están cubiertas de vegetación.

Seguro que todos recordáis las imágenes de un terremoto en Kobe (Japón) filmadas por las cámaras de seguridad de un supermercado en las que se veía como todo se caía de los expositores. Aquí tienen montada un tienda japonesa y te hacen pasar literalmente por dicha experiencia. A diferencia de la realidad, todo esta perfectamente pegado y nada se cae.

En la siguiente planta nos encontramos con el laboratorio de la Tierra, en él que nos muestran como la tierra es capaz de crear materiales. Es un poco una repetición de lo que vimos al principio de esta visita pero en un ambiente de joyería.





Volvemos a la zona Verde para adentrarnos en la ecología. En ella iniciamos un recorrido por el reino vegetal.


Aquí nos explican la fotosíntesis


Y tras casi 4 horas dimos por concluida la visita sin haber pasado siquiera por el Darwin Centre (zona Naranja). Se trata de un centro de investigación científica que cuenta con unos 22 millones de especimenes distribuidos a lo largo de nada menos que 27 kilómetros de estanterías. El tour dura unos 45 minutos y el acceso sólo es posible a través de grupos organizados en orden de llegada.

En resumen, de visita obligada.


Fachada del NHM