Costa Jurásica de Inglaterra

El sábado amaneció azul y así se mantuvo durante todo el día. También nos acompañó el calorcito desde primera hora de la mañana. En este aspecto me atrevería a decir que este 12 de septiembre ha sido el mejor día desde que estoy por aquí. (y llevamos 13 meses).

Hace cosa de un año nos acercamos a la costa de Dorset. En aquella ocasión fui acompañado de un austriaco cuya condición física no estaba como para subir y bajar muchos acantilados. Durante la semana el hombre se empeñó en ir Poole y estando allí nos estiramos un poco al oeste hasta llegar a Lulworth.

Lulworth Cove (vista desde el oeste)

Acceder a los acantilados requiere un cierto nivel de precaución como bien avisan a los visitantes. De hecho cuando se camina sobre ellos se ven grietas en el suelo que te recuerdan que el suelo se mueve bajo tus pies.


Aviso: Acantilado inestable. Mantenerse alejado.

Al borde

Más al borde aún


- Fossil Forest

Hacia finales de la época jurásica (hace unos 150 millones de años) el nivel del mar descendió creando multitud de islas en esta zona. Con el paso del tiempo creció un bosque tropical que posteriormente fue inundado por un lago de agua salada. El Bosque de Fósiles es lo que queda de ese bosque prehistórico y asoma por los acantilados al este de Lulworth Cove. Para acceder a él es necesario entrar en los terrenos de un campo de tiro del ejército británico. Una bandera roja, que por fortuna estaba arriada, indica si el acceso está prohibido. Pudimos contemplar un buen número de "troncos de piedra" así como las diferentes capas geológicas al descubierto.


Al fondo la Isla de Portland donde también pueden verse restos del bosque fosilizado


Parte del estrato donde están los árboles


Otra toma del estrato

Árbol fosilizado

Árbol fosilizado

Una vez terminada la clase de geología remontamos desde la plataforma de los fósiles hasta el camino que nos llevaba de vuelta a Lulworth Cove.

De vuelta por la "playa"

Tras reponer fuerzas iniciamos una nueva ascensión esta vez por el oeste para llegar a dos de los lugares más emblemáticos de la costa jurásica, Durdle Door y la bahía de Man of War. Como el tiempo acompañaba había bastante gente en ambas playas tomando el sol o dándose un chapuzón.


¿Izquierda o derecha?

Man of War

Durdle Door

Y como no llevábamos el traje de baño nos sacamos un par de fotos y nos dirigimos a nuestro siguiente destino.