The Tank Museum en Bovington

Viajamos a algún momento entre 1914 y 1918. Poco tiempo atrás, el 28 de junio de 1914, Francisco Fernando de Austria y su esposa son asesinados por un activista serbio en Sarajevo. Tras este hecho Austria declara la guerra contra Serbia. El conflicto se extiende por Europa desencadenando la Primera Guerra Mundial. Comenzamos alistándonos en el ejército inglés donde nos mandan directamente al frente.







Disparos, explosiones y gritos suenan a nuestro alrededor mientras somos atacados por el enemigo. Todo indica que nuestra vida no va a ser nada fácil aquí. Abandonamos nuestra posición entre heridos y compañeros aterrorizados.



De repente sufrimos el ataque de un vehículo inmenso que nos pasa por encima… El tanque acaba con nosotros.

Mark I (UK - 1915)

Todo comienza en 1916 cuando se crea un campo de entrenamiento para preparar a las tropas en el manejo de tanques de cara a la Primera Guerra Mundial. Tras la guerra los vehículos fueron traídos de vuelta y, aunque la mayoría sólo era chatarra, ese fue el inicio de la colección actual. El número de unidades fue creciendo con el tiempo, especialmente tras la Segunda Guerra Mundial, hasta que en 1947 fue inaugurado “The Tank Museum”. En la actualidad el museo cuenta con unos 300 tanques de 26 nacionalidades distintas.

Tras la introducción a la guerra se nos abre la sala a la auténtica exposición, una buena muestra de ingeniería militar que para los que no nos va demasiado eso de la guerra se queda en ingeniería, eso si, de lo más interesante. Como he comentado el número de unidades es muy alto por lo que hay que venir con mucho tiempo si es que se quiere ver todo.

Mark IX (UK – 1918)

Mark V (UK - 1918)

Tiger II (Alemania – 1944)

Ford V8 (500CV), el motor favorito de los americanos

Caja de cambios de 7 marchas del Pzkw V Panther alemán

Panzerjager (Alemania 1944), M26 (EEUU - 1945) y Panzer VI Model B (Alemania - 1944)

Sección derecha de un tanque

Representantes suecos y suizos


M103A2 (EEUU - 1956)