Adiós Inglaterra, adiós

Después de año y medio toca abrir la maleta y guardar todo aquello que hemos vivido. Estos días la voy llenando poco a poco y veo que no todo me va a caber. Es tiempo de mirar adelante y abrir otra puerta. Marchwood CCGT, la obra que nos trajo a Southampton, esta prácticamente terminada. El peso de la documentación ha alcanzado al del hierro. Los que trabajan en el negocio del metal saben de lo que hablo. Naturalmente al hacer el balance de mi estancia podría hablar del trabajo pero los que me conocen saben que nunca ha sido mi principal tema de conversación. Este proyecto ha sido una gran experiencia profesional pero nada comparado con las cosas al margen del día a día.

Marchwood CCGT

Mirando hacia atrás recuerdo la primera vez que fui a Londres. Te das cuenta de que estas allí cuando ves el Big Ben llegando a Waterloo Station. Es una sensación muy especial. Todos sabemos como es pero cuando lo tienes delante de tus narices... Lo mismo ocurre con otros lugares emblemáticos como Buckingham Palace o los carteles luminosos de Picadilly Circus.

Big Ben

Picadilly Circus


Hablando de sitios especiales, Stonehenge es uno de mis favoritos. Allá por septiembre de 2008 me hizo sentir un cosquilleo en el estómago propio de un niño pequeño. Es cierto que sólo son unas grandes piedras en mitad del campo pero no deja de ser un misterio. Con el tiempo y más visitas propias de un guía turístico ha perdido algo de encanto pero no deja de ser un “must see” altamente recomendable.

Stonehenge

Como dice mi madre la historia de una ciudad comienza por la construcción de su iglesia. Aunque no me identifico con el tema religioso he visitado una gran cantidad de ellas. Me quedaría especialmente con las Catedrales de Salisbury y Winchester. Tampoco me olvidaría de la extraña Catedral de Westminster y la Iglesia de Christchurch y su viga milagrosa.

Salisbury Cathedral

Winchester Cathedral

Durante este tiempo también hemos disfrutado de otras formas de cultura. En este apartado me quedaría con el Museo Británico y el de Historia Natural en Londres que para describirlos diría que son apabullantes. Sería injusto no mencionar a Oxford con toda su “movida” cultural y no quisiera olvidarme de la ciudad donde he vivido, Southampton. No muy interesante en cuanto a lo “estrictamente” cultural pero en el centro del sur de Inglaterra. Nada está demasiado lejos de ella. ¡Y qué buenas noches hemos pasado!

Bargate Monument

Por último, un recordatorio a toda la buena gente que he conocido por aquí y agradecer las visitas de aquellos que habéis cruzado el “charquito”. Me dejo muchísimas cosas en el tintero pero no todo cabe. Ha llegado el momento de las vacaciones de Navidad y de llevarnos la música a otra parte, ¿dónde?. Aún no está claro pero sea donde sea será para bien. Saludos.


A volar