En las afueras de Cardiff

Caerphilly es el castillo más grande de Gales y el segundo de toda Gran Bretaña tras el de Windsor. Cubre un total de 1,2 hectáreas. El proyecto era tan descomunal que Lord de Glamorgan comenzó su construcción en 1268 y nunca fue terminado. A partir del siglo XV cayó en el abandono hasta que el cuarto Marqués de Bute decidió restaurarlo en la década de 1930.

Toma aérea de la “isla” (es de un cartel)

En su época este castillo representaba la vanguardia en tecnologia militar. Además fue rodeado de lagos que lo convirtieron en una isla artificial y aumentaron su fortaleza. Para entrar hay que pasar 3 puentes, 6 portones elevadizos y 5 puertas dobles.

Muralla exterior

Caerleon, la huella del Imperio Romano

Britania fue una de las últimas provincias agregadas al Imperio Romano. En el año 43, el emperador Claudio ordenó la invasión de las Islas Británicas. Bajo las órdenes del general Aulus Plautius un ejército de 40.000 hombres cruzó el canal. Cinco años más tarde las legiones romanas habían llegado a Gales. Fue entonces cuando el avance romano encontró dificultades con las tribus locales (Siluros y Ordovicos). A mediados del año 50, bajo el mandato del Emperador Nerón, Roma ya había ocupado el sur de Gales y construido los asentamientos de Wroxeter y Usk.

La fortaleza de Usk fue construida alrededor del año 55 para almacenar suministros para la guerra. A finales de los 60 fue abandonada por la legión pero continuó como base para un ejército de reserva. La historia termina con su demolición tras la construcción de un nuevo cuartel general en Isca Augusta (Caerleon) entre los años 74 y 75.

Con la llegada del Emperador Vespasiano se tomó la determinación de acabar con la resistencia galesa. En el año 75, el gobernador Julius Frontinus dirigió la 2ª Legión Augusta a Isca Augusta (Caerleon) y derrotó a los Siluros. Tres años más tarde hizo lo propio con los Ordovicos en el norte. El nuevo territorio era controlado por 36 unidades auxiliares que operaban a través de una red de destacamentos. Estas unidades eran dirigidas a su vez desde las fortalezas de Caerleon y Chester. El número de efectivos ascendía a 30.000 hombres.


The National Roman Legion Museum Caerleon (1)

Glastonbury, una tierra de leyendas

Bienvenidos a Glastonbury, un pueblecito en el que historia y fantasía se entremezclan a partes iguales. Desde muy antiguo esta zona ha sido lugar sagrado para diferentes cultos precristianos y posteriores y, por tanto, origen de muchos mitos y leyendas. Es este misticismo lo que atrae a sus numerosos visitantes. Nunca ví un pueblo tan pequeño con gente tan distinta. Hippies, sanadores, artistas callejeros y peregrinos conviven con los habitantes de toda la vida en una armonía cuanto menos curiosa.