Visita a Colonia, parte 1

En el siglo I a.C. la tribu de los Ubii se establecieron a orillas del Río Rin (Rhine). Llegaron allí después de que los Eburones fueran borrados del mapa por Julio César. Las buenas relaciones con los romanos permitieron a los Ubii vivir en un territorio ocupado. Poco se sabe de este asentamiento inicial pero sí que “Oppidum Ubiorum” fue origen de la ciudad de Colonia. En aquella época el lugar era una base militar que albergaba legiones romanas.

En el año 15, durante una campaña militar, Agripina “la joven” nació en Colonia. Hija del general romano Germánico se casó con el Emperador Claudio por conveniencia. Para que os hagáis una idea de cómo era, se las arregló para que éste adoptara a Nerón y le nombrará su sucesor, tras lo cual asesinó a su esposo. Una vez en el poder, Nerón mandó asesinarla. ¡Vaya familia! Volviendo al tema, Agripina consiguió de su esposo que el destacamento militar recibiera el nombre de Colonia Claudia Ara Agrippinensis en su honor. Hecho insólito ya que fue la única ciudad romana que tomó su nombre de una mujer. Con el nuevo nombre llegó el estatus de 'ciudad' y Colonia se convirtió en la capital administrativa de Germania Inferior, provincia romana que hasta entonces no había sido más que un territorio ocupado.

CCAA (Colonia Claudia Ara Agrippinensis )

Tras un largo periodo de desarrollo y crecimiento, Colonia fue saqueada varias ocasiones por los Francos durante el siglo IV hasta que finalmente cayó en el siglo V. Éstos pensaron que el nombre romano era demasiado largo así que fue acortado hasta dejarlo en Colonia, que es como hoy la conocemos.

La huella romana es visible en la ciudad. Toda ella está salpicada por restos de esa civilización hasta el punto de que cada vez que abren una zanja se convierte en una excavación arqueológica. En 1953 descubrieron un palacio que resultó ser el Cuartel General del gobierno de Colonia, el Praetorium. Estos restos se encuentran debajo del Ayuntamiento y su visita incluye también unos 150 metros del antiguo sistema de alcantarillado de la ciudad.

Excavación aledaña al ayuntamiento

Restos del Praetorium

Cloaca Maxima

En el siglo II, conscientes de la importancia del suministro de agua para la ciudad, los ingenieros romanos construyeron un canal hasta la región de Eifel a 90 km. de distancia. Éste era capaz de transportar 200 litros de agua cada hora.

Restos del acueducto romano

Después de la reclasificación de Colonia como capital de provincia la ciudad fue fortificada con una muralla de unos 4 km. de longitud que contaba con 19 torres defensivas.

Römerturm perfectamente integrada en una vivienda.

Lysolph Tower descubierta durante las obras del metro en 1964.
Restos de la Torre Norte está situada a los pies de la catedral.


Para todos aquellos interesados en la cultura de la Roma imperial, el Museo Romano Germánico es una visita obligada. Expone muchísimos objetos de la época incluyendo el increíblemente bien conservado Mosaico de Dionisos del siglo III, que es su joya más preciada. Como nota curiosa fue encontrado en 1941 durante la construcción de un búnker antiaéreo.

Mosaico de Dionisos

Mausoleo del legionario Poblicius

Lápidas

Continuará…