Pasamos una mañana soleada en Middelburg

Aquí en Holanda para contar los días soleados nos sobra con los dedos de ambas manos. Sólo es mi primer año pero por lo que me cuentan los compañeros esto es lo habitual. Ya sea por casualidad o por la estricta aplicación de la Ley de Murphy los pocos días buenos caen siempre entre semana. No obstante el mal tiempo no nos deja en casa aunque en esta ocasión nos tocó un perfecto día de verano.
 

Nuestro destino no está lejos de Hellevoetsluis así que salimos a eso de las diez de la mañana camino de la histórica ciudad de Middelburg. La capital de la provincia de Zeeland se encuentra en la actual península de Walcheren, escribo lo de “actual” porque en su origen Walcheren era una isla que los holandeses finalmente conectaron al continente mediante polders y una gran dique.
 
 

Middelburg comenzó como un asentamiento en el siglo IX que más tarde tuvo que ser fortificado para protegerse de los ataques de los vikingos. La población recibió la “carta de ciudad” en 1217. Durante la Edad Media floreció como un importante centro de comercio entre Inglaterra y la región de Flandes (actualmente parte de Bélgica). Pero no todo son buenas noticias, esta ciudad vivió su días más negros en 1940 cuando la Luftwaffe alemana bombardeó la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial. Dos pedazos de fachada no retirados junto a la Abadía (Abdij) dan fé de aquellos hechos. Tras la guerra el centro fue reconstruido lo más fielmente posible.
 

Comenzamos la visita por la Plaza del Mercado (Markt), común en casi todas las poblaciones holandesas. Cómo es sábado hay mercadillo y la plaza está muy animada. Estamos de suerte porque hoy es Open Monumenten Dag, día de monumentos abiertos, y no pagamos nada por entrar en todas las atracciones.
 


Plaza Markt de Middelburg
Plaza Markt



La iglesia está abierta en Middelburg
La iglesia está abierta

Al fondo de la plaza vemos el edificio del ayuntamiento (Stadhuis), una construcción de estilo gótico del siglo XV con algunas partes “modernas” del XVII y XVIII. En su interior destacan el salón de plenos y la sala de banquetes, una larga estancia que en su origen fue el primer mercado de lana de Holanda al estilo de lo que ya vimos en nuestra visita a Gante. Ahora se usa para recepciones oficiales y conciertos.

Ayuntamiento (Stadhuis) de Middelburg
Ayuntamiento (Stadhuis)


Al salir del ayuntamiento nos dirigimos hacia el Este donde sobresale una torre de 87 metros de altura sobre el conjunto de edificios que conforman la plaza. Se trata de otra de las grandes atracciones de Middelburg, la Torre de Juan el Largo (Lange Jan Toren) del siglo XIV. Pagamos la entrada, 0 euros, y afrontamos una subida de 200 escalones para disfrutar de una vista aérea.
 
Torre de Juan el Largo (Lange Jan Toren) de Middelburg
Torre de Juan el Largo (Lange Jan Toren)
 

La torre se encuentra dentro del complejo de la Abadía (Abdij) que originalmente fue construida en el siglo XIII. La Segunda Guerra Mundial se encargó de destruirla completamente así que todo lo que vemos es una réplica del original pero con el mismo encanto. Hoy en día la Abadía sirve como museo y como sede del gobierno provincial.
.
Abadía (Abdij) de Middelburg
Abadía (Abdij)
Abadía (Abdij) de Middelburg
Patio interior de la Abadía
Caminar por Middelburg no es muy diferente a hacerlo por otras ciudades holandesas, lo digo en el sentido de que también hay canales y las típicas casas “inclinadas” que ya hemos visto en Delft o Amsterdam sin embargo el hecho de que ser una ciudad “pequeñita” le da su toque especial y en nuestro camino encontramos rincones genuinos.

Canal de la Calle Dam de Middelburg
Canal de la Calle Dam
Número 35 de Dam Plein de Middelburg
Número 35 de Dam Plein


Llegamos a Breestraat donde nos topamos con la Iglesia del Este (Oostkerk) del siglo XVII. En 1644 se creyó necesario la construcción de una iglesia con la intención de darle otro aire al barrio y para ello situaron la iglesia en el cruce de tres calles: Breestraat, Schuitvlostraat y Verwerijstraat. Su interior no es muy espectacular auque el precio “especial” de la entrada nos invitó a echar un vistazo.


Oostkerk de Middelburg
Oostkerk

Finalmente, camino al aparcamiento donde dejamos el coche, vemos los dos molinos de la ciudad y el Kloveniersdoelen, un edificio que lo ha visto todo. Construido en 1611 ha servido como cuartel general del Gremio de Tiradores, almacén de la Dutch East India Company y hasta hospital militar durante la Revolución Francesa. Hoy acoge el Centro de la Nueva Música.

St. Jorisdoelen en Middelburg
St. Jorisdoelen


De vuelta al centro, bordeamos la Abadía por el Este y paramos unos minutos en la plaza Balans justo delante de St. Jorisdoelen, la casa del “Gremio de Tiradores”, otra reconstrucción de 1970 sobre la base del antiguo puesto de la guardia civil original de 1582.

Kloveniersdoelen en Middelburg
Kloveniersdoelen
 
Este artículo es una muestra de todo lo que encierra esta pequeña gran ciudad no tan popular como otras quizás debido a que se encuentra un poco aislada. Los aeropuertos internacionales más próximos, excluyendo los de juguete, son los de Amsterdam o Bruselas, es decir, lejos para ser incluida en los típicos paquetes turísticos. La mayoría de sus visitantes son los alemanes que vienen a pasar el verano a la provincia de Zeeland o gente local que sabe donde está lo bueno. Middelburg es también un excelente lugar de compras. Así que ya sábeis si os encontráis por la zona, acercaos que no os arrepentiréis.