Carta desde París II


Para cuando salimos de Notre Dame ya era la hora de comer y pensamos que sería buena idea tomar algo rápido en algún restaurante del centro. Rodeamos la catedral y cruzamos el Río Sena. Recuerda que hablamos de pasear por sus orillas ya que se encuentran habilitadas para ello. Al final como siempre no tuvimos tiempo para todo y sacrificamos esa parte de nuestra visita. Fue una pena porque nos perdimos un mercadillo callejero y ya sabes cuanto nos gusta bucear en ellos.

Río Sena a su paso por París
Río Sena


A poca distancia del puente nos sentimos atraídos por un edificio de época. Llegamos a él y resultó ser el Hôtel de Ville que lejos de ser un hotel acoge al Ayuntamiento de París y la administración del gobierno local.

Hôtel de Ville (Ayuntamiento de París)
Hôtel de Ville (Ayuntamiento de París)


Este lugar es famoso por una instantánea del fotógrafo Robert Doisneau. El “Beso del Hotel de Ville” es su obra maestra aunque para desgracia de los que creen en la espontaneidad del momento fue un posado. No obstante, muy artístico.

Beso del Hotel de Ville (1950) © Robert Doisneau
Beso del Hotel de Ville (1950) © Robert Doisneau





Continuamos buscando ese lugar bueno, bonito y barato para comer y dimos de frente con el Centro Pompidou. Un gran complejo cultural que alberga el Museo Nacional de Arte Moderno, el IRCAM, un centro de investigación musical y una biblioteca gigante. Inaugurado en 1977 el amplio espacio libre que lo rodea suele ser testigo de numerosos espectáculos callejeros que entretienen a los turistas. 


Centro Pompidou de París
Centro Pompidou


No cabe duda que su diseño industrial no es del gusto de todos pero a nosotros nos sirvió de guía para encontrar un italiano donde descansar y llenar la panza. Espero no te importe que comiéramos sin esperarte pero no queríamos morir de inanición.  

Centro Pompidou de París
Centro Pompidou de París

Te estuvimos esperando hasta los postres pero con la agenda tan apretada que teníamos no dejamos que se nos hiciera de noche. Volviendo a la ruta vimos como unos patinadores se dejaban querer por los turistas. Nosotros paramos por otra razón y es que la plaza donde estaban dando el espéctaculo se encuentra el Palacio Real. El nombre es de lo más curioso ya que nunca fue residencia de los reyes. En 1624 el Cardenal Richelieu ordenó su construcción y tardó 5 años en verlo terminado. Tras su muerte en 1642 fue donado a la corona francesa. Hoy en día es la sede del Consejo de Estado, el Consejo Constitucional y el Ministerio de Cultura.

Palacio Real de París
Palacio Real


Como éste nos supo a poco nos trasladamos a rey de todos los palacios. En el siglo XII Felipe II construyó una fortaleza para defender las orillas del río Sena contra los invasores del norte que dio en llamarse Palacio de Louvre. Desde entonces el edificio ha sido ampliado y reformado numerosas veces. En 1682 Luis XIV decidió trasladar su residencia al Palacio de Versailles dejando la colección real de arte en el Louvre. Durante la Revolución Francesa, la Asamblea Nacional decretó que el Louvre sería usado como museo.

Pirámides del Museo Louvre de París
Pirámides del Museo Louvre


Palacio de Louvre de París
Palacio de Louvre


La parte oeste del patio se encontraba cerrada por el Palacio de las Tuileries que fue demolido en 1871 dejando todo el complejo abierto. Un mini arco del triunfo, Arc de Triomphe du Carrousel, construido por Napoleón entre 1806-1808 para conmemorar sus victorias militares del año anterior da paso a los Jardínes de Tuileries.

Arc de Triomphe du Carrousel de París
Arc de Triomphe du Carrousel