La Ruta Real de Praga (parte II)


En el artículo anterior hablábamos de nuestro paseo por la Ruta Real de Praga. Hay tanto que ver que hemos tenido que partir el texto en dos. No se vayan a dormir los lectores ;-)

Continuando donde lo habíamos dejado, seguimos calle abajo para llegar a la Plaza de la Ciudad Vieja (Staromestske Namesti), el centro de la vida comercial de la ciudad durante los últimos mil años y que reúne varios puntos de interés turístico. Medio escondida tras una serie de edificios está la Iglesia de Nuestra Señora de Tyne, la principal de la Ciudad Vieja. La presente construcción data del siglo XIV pero tardó unos cuantos más en terminarse. El astrónomo danés Tycho Brahe está enterrado aquí. Su nombre quizá no nos diga nada pero es célebre porque su amigo Johannes Keppler utilizó sus notas para establecer que la Tierra no era el centro del universo. Ambos fueron invitados a Praga por el Emperador Rodolfo II, muy interesado en la ciencia. Desafortunadamente para Tycho sus días terminaron aquí al parecer envenenado porque durante un banquete cometió el error de levantarse de la cena antes que el emperador, algo prohibido por la normas de la época.


Plaza de la Ciudad Vieja (Staromestske Namesti) de Praga
Plaza de la Ciudad Vieja (Staromestske Namesti)



A su derecha se encuentra la Casa de la Campana de Piedra cuyo nombre no necesita ninguna explicación. Tras una extensa restauración de 1961 alberga un museo.



Casa de la Campana de Piedra de Praga
Casa de la Campana de Piedra

Nuestra siguiente parada es la estatua dedicada a Jan Hus, un mártir  protestante checo,  que fue quemado en la hoguera por herejía en 1415. A sus espaldas el Palacio Kinský construido entre 1755 y 1765 y que fue comprado en 1768 por Štěpán Kinský, un diplomático imperial. Hoy pertenece a la Galería Nacional.

Memorial a Jan Hus (1915) en Praga
Memorial a Jan Hus (1915)

Cruzamos la plaza para llegar al punto de mayor interés de ella, el viejo ayuntamiento, una torre que ofrece unas vistas inmejorables de la ciudad y en cuya fachada sur se encuentra el famosísimo reloj astronómico de Praga. Como llegamos cerca de la hora en punto dejamos la visita a la torre del ayuntamiento para contemplar el espectáculo del reloj
.  Ayuntamiento antiguo de Praga
Ayuntamiento antiguo

El reloj fue construido a principios del siglo XV y fue una obra conjunta del relojero Nicolás de Kadan y de Jan Šindel profesor de matemáticas y astronomía de la Universidad Carolina de Praga. Con el tiempo fueron añadidos nuevos mecanismos y figuras que completan un conjunto espectacular. Durante la Segunda Guerra Mundial (7 y 8 de mayo de 1945) el reloj sufrió daños importantes cuya reparación culminó en 1948. Esta obra maestra además de dar la hora muestra las posiciones del sol y la luna en el cielo y cuenta con un calendario que representa los meses del año.
Fachada sur del viejo ayuntamiento de Praga
Fachada sur del viejo ayuntamiento


Cada hora unas figuras que representan los apóstoles desfilan ante los ojos de los atentos espectadores pero esto no es lo único que se mueve. A ambos lados del reloj hay cuatro figuras que representan cuatro cosas que se despreciaban en la época. De izquierda a derecha tenemos a la vanidad representada por un hombre mirándose en un espejo. Lo siguiente es un hombre con una bolsa llena de oro que representa la avaricia. Al otro lado del reloj está la muerte y un infiel turco que lleva un turbante.

Detalle de reloj astronómico y la cuatro figuras de Praga
Detalle de reloj astronómico y la cuatro figuras

A continuación subimos en el futurista ascensor que lleva a lo alto de la torre para ver Praga desde la altura.

Viejo Ayuntamiento de Praga
Viejo Ayuntamiento de Praga

Plaza de la Ciudad Vieja (Staromestske Namesti) de Praga
Plaza de la Ciudad Vieja (Staromestske Namesti)




Tras un buen rato sacando fotos seguimos con la Ruta Real en busca de la Calle Karlova y el Puente de Carlos. En nuestro camino vemos una casa adornada por un mural del siglo XVII llamada la Casa Renacentista del Minuto y en la cual Franz Kafka vivió en algún momento de su vida. 


Casa Renacentista del Minuto (Photo by CRoque)
Casa Renacentista del Minuto (Photo by CRoque)
 
Llegamos entonces al ”imperial” Puente de Carlos.  Su construcción comenzó en 1357 y  su autor Petr Parler  tenía sólo 27 años cuando realizó su obra (no confundir con Spiderman, Peter Parker). La obra finalizó en el Siglo XV. El puente tiene dos torres en sus extremos muy parecidas a la de la Pólvora que ya hemos visto y está adornado por 30 esculturas a lo largo de sus más de 500 metros de longitud. Cruzamos el puente y nos paramos bajo la segunda torre para contemplar la Calle Mostecká.


Calle Mostecká en Malá Strana (la Ciudad Pequeña) de Praga
Calle Mostecká en Malá Strana (la Ciudad Pequeña)


Remontamos la calle para llegar a una plaza Malostranské náměstí que extrañamente se encuentra dividida en dos por la Iglesia de San Nicolás. Una iglesia barroca del siglo XVIII cuyo interior es realmente una delicia. A destacar la cúpula y los frescos (más de 3000 metros cuadrados) que adornan las paredes y techos. Como anécdota curiosa Mozart tocó el órgano aquí.

Iglesia de San Nicolás de Praga
 Iglesia de San Nicolás

Iglesia de San Nicolás de Praga
 Iglesia de San Nicolás


De aquí sólo queda tomar la subida por la Calle Nerudova hasta el Castillo de Praga.

Continuamos el paseo aquí