Qué ver en Getaria

Aprovechando las pasadas vacaciones de Semana Santa volvemos a los artículos “conociendo mi país” que ya tocamos con la serie dedicada a las Merindades (Burgos) en la que visitamos lugares como Frías, Medina de Pomar y Espinosa de los Monteros.

Nada mejor que empezar por un lugar histórico como Guetaria (Getaria en euskera/vasco), lugar de nacimiento del navegante Juan Sebastián Elcano (1476-1526).

Getaria
Getaria


El 10 de agosto de 1519 Fernando de Magallanes y sus hombres partieron de Sevilla con la intención de abrir una ruta hacia la Indias Orientales. En 1521 Magallanes murió en Filipinas y Elcano tomó el testigo. En lugar de darse media vuelta y volver a casa decidió seguir hacia adelante. El 6 de septiembre de 1522 los 17 supervivientes de la expedición llegaron a Sánlucar de Barrameda (Cádiz) completando la primera vuelta al mundo de la historia.

Estatua de Juan Sebastián Elcano frente al Ayuntamiento de Getaria
Estatua de Juan Sebastián Elcano frente al Ayuntamiento de Getaria

Getaria es un pequeño pueblo del litoral vasco situado a unos 30 kilómetros al oeste de San Sebastián. Es tan pequeño que si no estamos atentos es fácil pasarse con el coche ya que su distribución urbanística es perpendicular a la carretera que nos conduce hasta allí. El pueblo se extiende entre el Monte de San Antón, una antigua isla ganada al mar, y el dique que lo une a la península que constituye los muelles del puerto. A ambos lados se encuentran las playas de Malkorbe y Gaztetape que hacen de Getaria un atractivo destino veraniego.


Comenzamos nuestro paseo por el puerto que siendo sábado se prepara para el mercadillo semanal. Desde lo alto domina la vista la Iglesia parroquial de San Salvador que en el año 1397 acogió las primeras Juntas Generales de Guipúzcoa.

Puerto de Getaria
Puerto de Getaria

Interior de la Iglesia parroquial de San Salvador de Getaria
Interior de la Iglesia parroquial de San Salvador de Getaria

Para llegar a la iglesia hay que cruzar un pasadizo bajo la misma conocido como “Katrapona" que en su interior guarda la Capilla de la Virgen de la Piedad.

Capilla de la Virgen de la Piedad en Getaria
Capilla de la Virgen de la Piedad

Junto a la iglesia vemos un par de construcciones de primeros del siglo XV, la casa-torre de Zarautz de la que queda más bien poco ya que una ampliación de la iglesia obligó a abandonarla y justo a su derecha la casa de los Ochoa Ibañez de Olano en mucho mejor estado tras ser reformada recientemente.

Iglesia, casa de Zarautz y casa de los Ochoa Ibañez de Olano en Getaria
De izquierda a derecha, Iglesia, casa de Zarautz y casa de los Ochoa Ibañez de Olano

Estamos en la Calle Mayor, llena de vida y de bares que ofrecen sus mejores pintxos (tapas) a aquellos que disfrutan de la gastronomía en miniatura. Sobra decir que me incluyo entre ellos. También tenemos algunos edificios medievales como el Palacio de Indianocua o lugares marcados con la leyenda “en este solar se levantaba la casa de…”.

Palacio de Indianocua en Getaria
Palacio de Indianocua

Pintxos en Getaria
Pintxos

En la parte alta de la calle se encuentra la Casa Concejil de 1798 en el que se estableció el antiguo ayuntamiento de Getaria. En ella destaca el escudo de armas de la fachada.

Antiguo ayuntamiento de Getaria
Antiguo Ayuntamiento de Getaria
  
Un poco más arriba, a mano izquierda, vemos otra casa medieval conocida como la Torre de Aldamar que era lo primero que los visitantes de Getaria veían tras cruzar la puerta entrada al pueblo. Recordemos que en tiempos medievales el pueblo contaba con una muralla defensiva cuya entrada se encontraba en esta localización. Lo que vemos frente a la Torre de Aldamar son los restos de la antigua muralla que hoy en día forman parte de un frontón.

Torre de Aldamar de Getaria
Torre de Aldamar

Continuando “por la muralla” llegamos al Monumento a Juan Sebastián Elcano construido en 1924 con motivo del IV Centenario del regresó de Elcano tras su vuelta al mundo y desde el cual se puede disfrutar de una magnífica vista sobre el puerto y la playa de Malkorbe. Todo el conjunto parece un monumento funerario con estatua incluida. La duda se despeja cuando vemos una placa con los nombres de todos los hombres que completaron el viaje junto a Elcano. 

Monumento a Juan Sebastián Elcano en Getaria
Monumento a Juan Sebastián Elcano

Volvemos sobre nuestros pasos y pasamos por delante de la actual Casa Consistorial y la estatua de Elcano que vimos al principio del artículo. Nos adentramos en la Calle San Roque. Es aquí donde mejor apreciamos el sabor antiguo de Getaria. Torrakalea, es un conjunto de torres que soportaron los embates de la Primera Guerra Carlista en 1835 y que dan una buena imagen de la Getaria medieval.

Números 27 al 35 de la Calle San Roque de Getaria
Números 27 al 35 de la Calle San Roque de Getaria

Al final de la calle nos topamos con la Iglesia de San Salvador y la bajada al puerto donde vemos como los restaurantes preparan sus parrillas para cocinar las especialidades del lugar. Aquí vemos la segunda estatua dedicada al héroe local aunque no debemos olvidar al otro ilustre de la villa, el modisto Cristóbal Balenciaga (1895-1972) que cuenta con un museo dedicado a su figura.

Estatua de Juan Sebastián Elcano junto al Puerto de Getaria
Estatua de Juan Sebastián Elcano junto al Puerto de Getaria

Y con esto terminamos una interesante visita que nos descubrió otro lugar interesante que llevarnos en la memoria. Desafortunadamente no tuvimos tiempo para degustar sus pescados a la brasa regados por el txakoli de la tierra (vino blanco vasco) pero estoy seguro que no tardaremos mucho en repetir.