Haarlem, la hermana pequeña de Amsterdam

A mediados del siglo XVII un grupo de pioneros holandeses construyeron un campamento en una isla que por aquel entonces estaba habitada por la tribu de los Manhattan. Éstos no estaban muy contentos con los nuevos vecinos así que tras una serie de invitaciones nada amistosas consiguieron que se marcharan. Finalmente los colonos volvieron con más fuerza y en 1658 se establecieron definitivamente en la que fue bautizada como Nieuw Haarlem (Nueva Haarlem) en homenaje a la ciudad que vamos a visitar hoy. En 1664 los ingleses tomaron el control de esta colonia y sustituyeron el nombre original por el anglicismo Harlem que es como la conocemos hoy en día. Actualmente el barrio de Harlem se extiende entre las calles 96 y 155 de Manhattan en Nueva York (EEUU). Al otro lado del Atlántico se encuentra la Haarlem holandesa, la hermana pequeña de Ámsterdam, cuyos derechos de ciudad datan de 1245.

Tras estas curiosidades vamos a comenzar nuestra ruta empezando por la Estación del ferrocarril que fue resultó decisivo en el desarrollo de Haarlem ya que acercaba la ciudad a tan sólo 30 minutos de Ámsterdam

Estación de trenes de Haarlem
Estación de trenes de Haarlem



El edifico actual fue construido entre 1905 y 1908 en estilo Art Nouveau decorada con azulejos pintados y ha sido nombrado nacional por su interés histórico.

Estación de trenes de Haarlem
Estación de Haarlem


El casco antiguo está a tan solo 5 minutos caminando. Es sábado y se nota, hay mercado. Llegamos a la Grote Markt (Plaza del Mercado) donde destaca la iglesia de San Bavo (Sint-Bavokerk) del siglo XV cuyo mayor tesoro es un órgano que por una vez tocó el mismísimo Mozart.

Iglesia de San Bavo de Haarlem
Iglesia de San Bavo por el lado donde no hay mercado

No podemos dejar de pararnos en los puestos al reclamo de olores y estímulos visuales. Al final no hubo más remedio que probar alguna delicia local.

Grote Markt (Plaza del Mercado) de Haarlem

Grote Markt (Plaza del Mercado) de Haarlem

Grote Markt (Plaza del Mercado) de Haarlem

Grote Markt (Plaza del Mercado) de Haarlem

Grote Markt (Plaza del Mercado) de Haarlem


La mayoría de los puntos de interés turístico se encuentran a un tiro de piedra desde aquí. Los edificios de la plaza y aledaños son de los siglos XV al XIX y forman un recorrido visual sobre el desarrollo de la arquitectura holandesa. Opuesto a la iglesia tenemos el ayuntamiento (Stad Huis) del siglo XIV que fue refugio de cazadores nobles durante el XVII.

Ayuntamiento de Haarlem en Grote Markt (Plaza del Mercado)
Ayuntamiento de Haarlem


Arqueologish Museum Haerlem
Arqueologish Museum Haerlem

Saliéndonos un poco del centro tenemos otras atracciones interesantes, comenzando por la Catedral de San Bavo. Este templo sin mucha historia es de reciente construcción (1895-1930) pero su impresionante imagen merece nuestra atención.

Catedral de San Bavo de Haarlem
Catedral de San Bavo

Si vais a rezar conviene no confundir los templos a “San Bavo” ya que la iglesia en Grote Markt es protestante y la catedral católica.

Catedral de San Bavo de Haarlem
Catedral de San Bavo

Otro punto de interés es la Amsterdamse Poort (Puerta de Amsterdam) que servía de entrada a la “ciudad fortificada” de Haarlem. Construida en 1355 es lo único que queda de sus antiguas defensas.

Amsterdamse Poort de Haarlem
Amsterdamse Poort de Haarlem


No podemos olvidar que estamos en Holanda y que además de bicicletas, queso y tulipanes nos vamos a encontrar con canales y molinos. En este sentido Haarlem no es una excepción.


Molino “De Adriaan” junto al Río Spaarne en Haarlem
Molino “De Adriaan” junto al Río Spaarne

Por último y, sólo para los amantes del arte, no podemos olvidar el Frans Hals Museum, uno de los más importantes de este país gracias a su colección de obras de maestros de la “Escuela de Haarlem” y que se encuentra en Oudemannenhuis (1608) una casa de retiro para ancianos.


Frans Hals Museum de Haarlem
Frans Hals Museum