Núremberg, una cita con la historia (parte IV)

Vamos a finalizar nuestro recorrido por Núremberg con algunos detalles más aunque esta ciudad da para escribir un libro entero. Cruzamos el Río Pegnitz siguiendo las dos torres de la Iglesia de San Lorenzo como guía. Su construcción comenzó en 1270 y se demoró dos siglos. Se nota que se esmeraron en adornar mucho su interior. Destaca el “Angelus de Veit Stoss” una escultura de madera suspendida del techo.

Iglesia de San Lorenzo (Nuremberg)
Iglesia de San Lorenzo

Angelus de Veit Stoss (Nuremberg)
Angelus de Veit Stoss

En Ludwigsplatz tenemos una de las estaciones de metro más curiosas que hemos visto ya que la salida se encuentra bajo una de las torres de la ciudad.

Parada de metro, la Torre Blanca en Ludwigsplatz (Nuremberg)
Parada de metro, la Torre Blanca en Ludwigsplatz

Fuente en Ludwigsplatz (Nuremberg)
Fuente en Ludwigsplatz

Restaurante de 1419 en Nuremberg
Restaurante de 1419 en Nuremberg

Actuación callejera en Nuremberg
Actuación callejera

¿La silla más grande del mundo? (Nuremberg)
¿La silla más grande del mundo?

Nos hemos dejado unas cuantas (muchas) cosas que también merecen atención pero que por falta de tiempo no pudimos visitar. El Museo del Juguete, el Museo de la Escuela, un búnker de la Segunda Guerra Mundial o el Museo Nacional Alemán son algunas de ellas. Queda claro que un par de días no son suficientes para explorar Núremberg, no obstante, dedicamos un tiempo de aprender la historia más negra de esta ciudad pero al fin y al cabo historia con H mayúscula. 


Continuará....