Núremberg y el Nazismo (parte II)

Tras la caída del régimen Nazi los países vencedores acordaron llevar a todos los criminales frente a un tribunal. Tras un intenso debate se eligió Núremberg, destruida en un 90 por ciento, para celebrar los juicios ya que su Palacio de Justicia (Justizgebäude) estaba en buen estado y tenía unos calabozos apropiados. Además la precaria situación de Berlín desaconsejaba otra cosa. Así fue como llevaron los juicios a criminales a la ciudad clave del movimiento nazi.

Palacio de Justicia de Núremberg
Palacio de Justicia de Núremberg


Los acusados fueron desfilando por el banquillo entre 1945 y 1946. Durante este tiempo pocos mandos nazis fueron juzgados debido a los numerosos suicidios que se produjeron (entre ellos los de Himmler, Goebbles y el propio Hitler). Sin embargo a los que quedaron les llegó el turno. Entre el 20 de Noviembre y el 1 de Agosto de 1946 se produjo uno de los juicios más trascendentes en la historia de la humanidad ya que la alta jerarquía nazi se sentó ante el juez.


Proceso de Núremberg
Tribunal en sesión el 30 de septiembre de 1946
Fuente: Bundesarchiv Bild 183-H27798, Nürnberger Prozess, Verhandlungssaal.jpg

Tras 216 sesiones de juicio el tribunal de Núremberg dictó sentencia 19 culpables de los 22 imputados por crímenes contra la paz, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.  Los condenados a muerte fueron ejecutados el 16 de octubre de 1946 en la horca excepto Hermann Göring y Robert Ley que se suicidaron. Los restos de todos fueron incinerados y las cenizas tiradas en el Río Isar.

Los siete condenados a penas de cárcel (los Siete de Spandau) fueron encerrados en la Prisión de Spandau (Berlín). De los tres condenados a cadena perpetua sólo uno la cumplió integra, Walther Funk y Erich Raeder  fueron liberados por razones de salud. En cambio Rudolf Hess permaneció dentro hasta su muerte en 1987 tras más de cuarenta años entre rejas. Durante los últimos veinte Hess fue el único ocupante después de la liberación de Albert Speer en 1966.

La importancia de los Juicios de Núremberg no sólo se debe a que los principales responsables del Nazismo fueron juzgados y condenados también a la creación, por primera vez, de un tribunal internacional con poder para juzgar a todos los criminales de guerra.


Calle de los Derechos Humanos (Straße der Menschenrechte) en Núremberg
Calle de los Derechos Humanos (Straße der Menschenrechte)


Y hasta aquí hemos llegado, esperando que os haya gustado este larguísimo artículo. Personalmente Núremberg es una de las ciudades que más me ha gustado. Lo tiene todo, belleza, historia e incontables atracciones que la hacen obligatoria a todo el que visite el centro de Europa. Lástima como siempre que no haya tenido más tiempo porque a pesar de “este ladrillo” la cosa daba para mucho más.