Núremberg, una cita con la historia (parte II)

Tras la sorpresa de toparnos con muchas mujeres interesadas en nosotros nuestro recorrido continua junto a la muralla, por dentro o por fuera es impresionante. 


Muralla de Núremberg
Muralla de Núremberg

Muralla de Núremberg
Muralla de Núremberg


La siguiente puerta en nuestra dirección es Spittler Tor que da paso a la Neu Tor en los aledaños del castillo.

Spittler Tor de Núremberg
Spittler Tor


Y caminando junto a la muralla llegamos al Río Pegnitz y su imagen veneciana por las casas en su ribera y los puentes que lo cruzan. La mejor imagen del casco viejo la obtenemos en la calle Weissgerbergasse, a ambos lados el color, color y más color para un lugar que te transporta en el tiempo.

Puentes sobre el Río Pegnitz a su paso por Núremberg
Puentes sobre el Río Pegnitz


Río Pegnitz a su paso por Núremberg
Río Pegnitz


Río Pegnitz a su paso por Núremberg
Río Pegnitz


Weissgerbergasse - Casco Viejo de Núremberg
Weissgerbergasse


De la calle anterior y, en ángulo recto, nace Albrecht Dürer Strasse cuyo nombre viene, digo yo, del inquilino que vivió en el número 39 en una de las esquinas de la Plaza Tiergärtnertor. Alberto Durero es el artista más famoso del Renacimiento alemán y hoy en día su casa es un museo dedicado a su vida y obra.

Casa de Durero en Núremberg
Casa de Durero


Llegados aquí nos encontramos a los pies del Castillo de Nuremberg (Nürmberg Kaiserburg), así que subimos la colina para ver toda la ciudad.

Vista panorámica de Núremberg desde el Kaiserburg
Vista panorámica de Núremberg desde el Kaiserburg


El Kaiserburg es una amalgama de construcciones de épocas distintas. Se sabe que en el siglo XI ya había en pie algún tipo de fuerte pero la primera referencia documentada del castillo viene de 1105. En 1140 el Rey Conrad III decidió fijar su residencia en Núremberg así que se hizo construir su residencial real en este lugar. En el siglo XIII cuando la ciudad recibió su estatus de Ciudad Imperial Libre el Kaiserburg se amplió con torres y nuevas edificaciones. Ya en el siglo XIX se añadieron algunos elementos nuevos tras una reforma.

Durante la Segunda Guerra Mundial el castillo fue objetivo de los bombardeos aliados que lo dejaron en ruina a excepción de la Capilla y la Torre Sinwell. Tras la guerra el Kaiserburg fue reconstruido (como el resto de la ciudad) para devolverle su imagen original en la medida de lo posible. Como nota curiosa las dependencias situadas en la parte Este del castillo (Kaiserstallung y la Torre Luginsland) han sido reconvertidas en un hostel juvenil.
    
Castillo de Núremberg - Casa del pozo y Torre Sinwell
Casa del pozo y Torre Sinwell