¡Vamos a pasar el día en Rotterdam! (parte I)

Tras el repaso histórico del artículo anterior vamos a volver al presente para comenzar un largo paseo que nos descubrirá Rotterdam.

Nada mejor que empezar por Rotterdam Centraal, la estación de tren de la ciudad, que se revela como un nudo de comunicaciones vital. Desde aquí salen trenes al Aeropuerto de Schiphol (Ámsterdam), ciudades del norte como La Haya o Leiden y hacia el sur conecta con Bélgica hasta llegar a París. Actualmente está en construcción.

Estación Rotterdam Centraal
Estación Rotterdam Centraal
Dejando los ándenes atrás reparamos en un gran rascacielos negro que resulta ser la sede de National Netherlanden. Como veremos más adelante ésta es sólo una de las muchas construcciones modernas que veremos en toda la ciudad. Justo enfrente tenemos el Groothandelsgebouw, un perfecto ejemplo de reconstrucción de postguerra que acogió un gran número de negocios tras la destrucción de la ciudad en 1940. Como dato curioso tiene 1,5 kilómetros de pasillos.

Cruzando la calle Kruisplein en dirección a Westkruiskade entramos al llamado Chinatown de Rotterdam. Para los que estén pensando en Canal Street de Nueva York o incluso en Gerrard Street de Londres, esto no tiene nada que ver. Es muchísimo más pequeño. Se trata de una calle llena de negocios regentados por orientales (no podría decir que son chinos).

Chinatown de Rotterdam
Chinatown de Rotterdam

Tras esta visita colorista y de olores extraños nos damos la vuelta y enlazamos Korte Lijnbaan. Antes de llegar a una de las arterias prinpales de Rotterdam (Coolsingel) giramos a mano izquierda para entrar en Kruiskade, una gran zona comercial que confirma que Rotterdam es también una gran ciudad para ir de compras.

Escaparate en Kruiskade (Rotterdam)
Escaparate en Kruiskade (Rotterdam)
En Coolsingel destaca el Ayuntamiento (1915), uno de los pocos supervivientes al bombardeo de 1940. Se trata de un edificio de estilo clásico que cada año presencia el final de la famosa Maratón de Rotterdam.

Ayuntamiento de Rotterdam
Ayuntamiento de Rotterdam
Remontando la calle en dirección sur vemos otros edificios emblemáticos aunque, en mi opinión, nada espectaculares. Entre ellos tenemos el Beurs/WTC (1925-40), la antigua bolsa y hoy centro de convenciones, o el Bijenkorf (El Corte Inglés de Holanda) que parece un búnker gigante. 

Beurs/WTC en Rotterdam
Beurs/WTC en Rotterdam

Al lado del Beurs tenemos otra zona comercial en la que perderse. El Beurstraverse es un pasaje subterráneo lleno de tiendas.

Galería comercial Beurstraverse de Rotterdam
Galería comercial Beurstraverse de Rotterdam
Desviándonos a la derecha por Korte Hoogstraat veremos un edificio que no pega con el entorno. El Museo de Historia de Rotterdam se encuentra en la Schielandshuis, la casa más antigua de Rotterdam (1662-65). Dicen que aquí se alojó Napoleón cuando visitó la ciudad en 1881.

Museo de historia de Rotterdam en Schielandshuis
Museo de historia de Rotterdam en Schielandshuis
A continuación seguimos un mercado callejero (hoy es sábado) que nos lleva a los pies de Laurenskerk, una iglesia construida en 1525 que resultó destruida tras el bombardeo. Tras una extensa reconstrucción fue reabierta en 1968.

Iglesia Laurenskerk de Rotterdam
Iglesia Laurenskerk de Rotterdam