¡Vamos a pasar el día en Rotterdam! (parte III)

Dejamos atrás las alturas de la torre Euromaast y unos minutos de paseo hacia el norte nos llevan a la parte más cultural de la ciudad. Alrededor del Museumpark tenemos una buena colección de museos (Kuntshal, Museo de Historia Natural, Museo Boijmans Van Beuningen, Netherlands Architecture Institute - NAI). En la esquina de Westersingel con Witte de Withstraat tenemos un Picasso en plena calle, Sylvette. Si seguimos caminando hacia el norte por Westersingel podremos ver una buena colección de esculturas al aire libre.

Escultura "Sylvette" en Rotterdam
Escultura "Sylvette" en Rotterdam

La grande musicienne (Laurens) en Rotterdam
 La grande musicienne (Laurens) en Rotterdam


Sin embargo las más curiosas las tenemos en Eendrachtsplein y en el SkatePark de Westblaak.

Escultura en Eendrachtsplein (Rotterdam)
Escultura en Eendrachtsplein (Rotterdam)
Power Ranger. Escultura en Westblaak (Rotterdam)
Power Ranger. Escultura en Westblaak (Rotterdam)
Seguir más arriba nos lleva a la estación Rotterdam Centraal donde terminamos este larguísimo paseo.

Para finalizar vamos a ver un par de lugares curiosos (de los muchos que hay en la ciudad) que merecen la pena visitarse. Justo enfrente de la exposición callejera de esculturas, al otro lado del canal en Mauritsweg, nos paramos para tomar algo en Café de Unie. Este local era original de 1925 y servía como cafetería, restaurante y centro cultural, todo en uno. Café De Unie fue abierto en la calle Coolsingel en 1925 pero tras el bombardeo de 1940 desapareció del mapa. En 1986 se construyó esta réplica. A destacar su original fachada en rojo, azul y amarillo.

Café de Unie en Rotterdam
Café de Unie en Rotterdam
Un poco más lejos, a poca distancia del parque donde está la Torre Euromaast, encontramos un magnífico ejemplo de cómo aprovechar un lugar en desuso. Estamos en la calle Van Vollenhovenstraat, en el número 15, para descubrir uno de esos lugares especiales que toda ciudad tiene. El Westelijk Handelsterrein fue concebido en 1894 como almacén de mercancías. En sus dos plantas encontramos 36 lonjas que con el tiempo perdieron su función. Este lugar ha sido recuperado y hoy tenemos una variada oferta de ocio que incluye galerías de arte, restaurantes y pubs.

Westelijk Handelsterrein (Rotterdam)
Westelijk Handelsterrein (Rotterdam)

Restaurante Biblio en Westelijk Handelsterrein (Rotterdam)
Restaurante Biblio en Westelijk Handelsterrein (Rotterdam)

Y con esto terminamos nuestro largo paseo en Rotterdam (parte 1 y 2). Si os animáis tened en cuenta que el recorrido completo lleva unas 5 o 6 horas a pie si no nos paramos mucho. Hay que estar en forma y llevar buenos zapatos. Son unos cuantos kilómetros que podéis tomar como preparación para la próxima Maratón de Rotterdam.