Visitamos el Castillo de Pau (Château de Pau)

El castillo medieval de Pau, Château de Pau, debe sus orígenes a Gaston IV de Bearn aunque se piensa que antes del siglo XII debía de haber una fortaleza en este lugar. En sus inicios estaba compuesto de una torre y algunas dependencias de uso cotidiano, todo ello protegido por una empalizada. Gastón IV le añade tres torres llamadas Billère, Mazères y Montauser.


Chateau (castillo) de Pau
Castillo de Pau


Como viene sucediendo en este tipo de fortalezas los años y sus posteriores moradores lo fueron ampliando y modificando según las necesidades de la época. Así en el siglo XIV Gastón III de Foix-Bearne, más conocido como Gastón Phébus, deja su sello con otra torre de 30 metros (en la foto de arriba, a la izquierda) que adorna con la inscripción Febus me fe (Phébus me hizo, en bearnés).

Torre de la moneda - Chateau (castillo) de Pau
Torre de la Moneda


Cuando la corte de Navarra se traslada a Pau en 1512 el castillo sufre nuevas reformas para adaptarlo al gusto de sus nuevos habitantes. Así Henri d'Albret y su mujer Margarita de Navarra “firmaron” con sus iniciales el Castillo. Más allá de está curiosidad los cambios fueron profundos para convertir la fortaleza inicial en una cómoda residencia.

Chateau (castillo) de Pau
Castillo de Pau

Jardínes del Chateau (castillo) de Pau
Jardínes del Castillo de Pau


Sin embargo las transformaciones más radicales llegaron a partir de 1838 cuando el rey Luis Felipe tomó la determinación de honrar la memoria de Enrique IV (Henry) de un modo “libre”. Las nuevas remodelaciones trajeron el redecoración de fachas, nuevas habitaciones en el ala Norte en estilo gótico, el pórtico de entrada neorrenacentista, una nueva torre, la monumental entrada al parque, etc…

Pórtico de entrada del Chateau (castillo) de Pau
Pórtico de entrada del Castillo de Pau

Esta reinterpretación obsesiva del mito de Enrique IV llenó el castillo de elementos extraños que nada tenían que ver con él pero que daban al lugar un aspecto “más palaciego y real”. El mejor ejemplo de esto es la “representación” de la cuna-caparazón de tortuga de Enrique IV, nacido aquí en 1553, adornada con lanzas. ¡Vaya puesta en escena!

Cuna de Enrique IV en el Chateau (castillo) de Pau
Cuna de Enrique IV

La colección comprende mobiliario neogótico y neorrenacentista, una gran colección objetos de tapices de los siglos XVI, XVII y XVIII y multitud de objetos decorativos que como hemos dicho antes ajenos al personaje como una estatua que representa a Enrique IV cuando era niño realizada en el siglo XIX. Supongo hecha a partir de un cuadro.

Chateau (castillo) de Pau
Castillo de Pau

Chateau (castillo) de Pau
Castillo de Pau

Chateau (castillo) de Pau
Castillo de Pau

Chateau (castillo) de Pau
Castillo de Pau

Uno de los lugares más impresionantes es el Salón de Recibo lleno de tapices, jarrones, candelabros en el que destaca la Mesa de las Cien Comidas, una mesa de 18 metros de largo por 2 de ancho presidida al fondo por nuestro protagonista.

La Mesa de las Cien Comidas del Chateau (Castillo) de Pau
La Mesa de las Cien Comidas del Castillo de Pau

A pesar de estar en un decorado no podemos ignorar el hecho de que todos los objetos son antigüedades originales que merecen interés. Por otro lado cómo decir que hemos estado en Pau sin visitar su castillo. No os lo perdáis.

Chateau (Castillo) de Pau
Txemi en el patio del Castillo de Pau