Jerez de la Frontera, una ciudad monumental (parte II)

Seguimos nuestro paseo por la ciudad monumental de Jerez de la Frontera (primera parte, aquí).

En nuestra anterior entrega nos habíamos quedado tomando el fresco en la Plaza de la Yerba. Saliendo por la derecha llegamos a Plaza Plateros, otro rincón donde sentarse al fresco, donde sobresale la Torre de la Atalaya ó del Reloj, torre vigía del siglo XV.


Torre de la Atalaya
Torre de la Atalaya
 

Adosada a ella se encuentra la iglesia de San Dionisio, un templo de la segunda mitad del siglo XV en estilo gótico-mudéjar que incorpora elementos barrocos del siglo XVIII. Alfonso X el Sabio la consagró a San Dionisio para conmemorar la conquista de Jerez, el 9 de Octubre de 1264 día del santo.


Iglesia de San Dionisio
Iglesia de San Dionisio


Estamos en la Plaza Asunción que desde 1952 está presidida por el monumento a la Asunción de María. En ella destaca el Cabildo Municipal una construcción renacentista del siglo XVI que parece traída de Roma.


Antiguo Cabildo
Antiguo Cabildo


Seguimos calle abajo para llegar a la Plaza del Arroyo desde donde ya divisamos la Catedral, pero antes de continuar nos paramos unos minutos para contemplar varios edificios históricos. En primer lugar nos llama la atención el Palacio de los Condes de Puerto Hermoso (s. XIX) que acoge una comisaría de policía y a su vera el Palacio de Bertemati (s. XVIII y XIX) que es la actual sede central de la Diócesis de Asidonia-Jerez y cuya entrada esculpida en piedra es un obra de arte.


Entrada al Palacio de Bertemati
Entrada al Palacio de Bertemati


Palacio de Bertemati
Palacio de Bertemati


Tras la corta parada anterior llegamos a los pies de la Catedral de San Salvador, que majestuosa se alza en lo alto de la plaza. Desde abajo impresiona mucho y a medida que nos acercamos seguimos sin palabras.


Catedral de San Salvador
Catedral de San Salvador


Este templo fue construido en el siglo XVII y se asienta sobre los restos de la antigua mezquita mayor. Su estilo arquitectónico mezcla elementos góticos, barrocos y neoclásicos muy bien avenidos por lo que podemos apreciar. Su interior no deja indiferente a nadie, es simplemente preciosa. Una de las mejores que hemos visto y ya llevamos unas pocas ;-). La entrada a la catedral se encuentra en la Plaza de la Encarnación.
 
Interior de la Catedral de San Salvador
Interior de la Catedral de San Salvador

Interior de la Catedral de San Salvador
Interior de la Catedral de San Salvador


Continuará…