Dresde, una ciudad renacida de las cenizas (parte III)

Seguimos paseando por Dresde. En la parte anterior nos quedamos dentro del Stallhof donde los nobles organizaban distintas actividades lúdicas. Recordemos que este edificio sirve de soporte para un espectacular mosaico (Fürstenzug).


Una vez recorrido todo el mural pasamos por el callejón formado entre el Palacio y la Hofkirche. Llegamos a una gran plaza, Theaterplatz,  con la estatua ecuestre del rey Juan de Sajonia en su centro. Sin embargo, lo más impresionante de la plaza es la Ópera Semper, originalmente de finales del XIX. También resultó destruida en 1945 y reconstruida hasta el último detalle en 1986.

Ópera Semper de Dresde
Semperoper



Junto a la Ópera Semper tenemos el Zwinger (1710-1728) otro lugar que por sí mismo da para escribir un artículo entero. Se trata de un palacio que Augusto el Fuerte se hizo construir tras un viaje por Francia.

Zwinger
Zwinger


Para el proyecto se aprovecharon las murallas de la ciudad y a mitad del siglo XIX Gottfried Semper, el arquitecto de la ópera, añadió un nuevo edificio, Semper Gallery, que cerró el recinto por su lado norte.

Zwinger
Zwinger


La idea inicial de Augusto el fuerte era un tanto estrafalaria ya que el Zwinger era utilizado como invernadero de naranjos y lugar para festivales. Actualmente es un complejo cultural que alberga la Galería de Antiguos Maestros (Gemäldegalerie Alte Meister), la Colección de Porcelana de Dresde (Porzellansammlung), la Armería (Rüstkammer) y la Sala Real de Instrumentos Matemáticos y Físicos (Mathematisch-Physikalischer Salon).

Zwinger
Zwinger


Además de los museos tenemos jardines, pórticos y muchas estatuas que le dan al conjunto un aire neoclásico, sin embargo, lo mejor es el Baño de las Ninfas (Nynphenbad) una fuente que es una verdadera obra de arte.

Baño de las Ninfas (Nynphenbad) en Dresde
Baño de las Ninfas (Nynphenbad)


Tras el baño cultural del Zwinger salimos a Postplatz y giramos a la derecha para enfilar Wilsdruffer Straße, una ancha avenida donde las autoridades socialistas organizaban los desfiles militares en la época de la RDA (República Democrática Alemana). La plaza que nos encontramos a mano derecha es la Plaza del Mercado Antiguo, Altmarkt. Ésta a diferencia de lo que vimos con Neumarkt no ha sido reconstruida a imagen y semejanza de la original tras la guerra.
 
Altmarkt en Dresde
Altmarkt


Aquí como principal punto de interés tenemos la Kreuzkirche, la Iglesia de la Cruz, situada en el lugar desde el siglo XIII.

Kreuzkirche en Dresde
Kreuzkirche

Kreuzkirche en Dresde
Kreuzkirche


A escasos metros tenemos el Ayuntamiento (Rathaus, 1904 -1910) que en el momento de nuestra visita estaba en obras.

Ayuntamiento de Dresde
Ayuntamiento de Dresde


Volvemos a la Wilsdruffer Straße para ir terminando nuestro paseo por el Casco Histórico. En la esquina con la Plaza Pirnaischer encontramos el Museo de la Ciudad (Landhaus) con una curiosa salida de emergencia y enfrente el grandísimo edificio de la policía, Polizeipräsidium (1895-1900).
 
Museo de la Ciudad (Landhaus) de Dresde
Museo de la Ciudad (Landhaus)
Polizeipräsidium de Dresde
Polizeipräsidium


Un poco más adelante volvemos a Neumarkt, a los pies de Frauenkirche, punto donde comenzamos nuestro largo paseo.

Frauenkirche en Dresde
Frauenkirche


Regresamos a orillas de Elba y cruzamos el Puente de Augusto. Nos sentamos unos minutos contemplamos la visión de Canaletto al pintar su famoso “Dresde desde la orilla derecha del Elba” (1748), una postal que siempre quedará en nuestra memoria.

Panorámica de Dresde
Panorámica de Dresde