La Alemania más romántica: Rothenburg ob der Tauber (I)


En esta nueva entrega vamos a viajar en el tiempo, unos cuantos siglos atrás, a la Edad Media. Allá por el siglo XI los condes de Comburg-Rothenburg se construyeron un castillo en la región de Franconia (en el estado federado de Baviera en Alemania) junto al río Tauber. Si bien éste desapareció con un terremoto en 1356 la ciudad que creció a su alrededor pervive como un magnífico ejemplo de ciudad medieval en un estado de conservación único. Bienvenidos a Rothenburg ob der Tauber.


Rothenburg ob der Tauber
Rothenburg ob der Tauber  



La casualidad hizo coincidir nuestra visita con un evento denominado Schäferfest (Festival de los pastores). Durante la Edad Media la crianza de ovejas y el comercio de la lana fue una de las actividades económicas más importantes de Rothenburg. Así, en 1517, el gremio de pastores recibió privilegios para organizar un festival musical llamado la “Danza de los pastores”. Hoy en día aun se conserva dicha tradición como un imán turístico. 


Rothenburg ob der Tauber
Rothenburg ob der Tauber


Como en casi toda Alemania la Segunda Guerra Mundial también dejó su huella en Rothenburg. Como consecuencia de un pasado muy ligado al Social-Nacionalismo la ciudad fue bombardeada el 31 de marzo de 1945 resultando dañada pero no destruida. Lo curioso del tema es que uno de los aliados, el militar americano John J. McCloy, sabiendo de la importancia histórica de la ciudad dio orden al general Jacob L. Devers de no usar artillería en el asedio. La salvación se hizo realidad cuando el comandante alemán Thömmes ignoró la orden dada por Hitler a sus tropas de resistir hasta las últimas consecuencias. Finalmente, las tropas americanas la ocuparon el 17 de abril de 1945 y John J. McCloy recibió el título de Honorable protector de Rothenburg en noviembre de 1948. Tras la guerra la ciudad fue rápidamente reconstruida con donaciones de todo el mundo y se impusieron restricciones al tráfico para preservar su valor histórico y turístico (su principal actividad actual). 


Muralla de Rothenburg ob der Tauber
Muralla de Rothenburg ob der Tauber 

Rothenburg no es muy grande y una vez atravesamos su muralla se puede llegar a cualquier parte de la ciudad a pie sin mucho esfuerzo. La imagen es impresionante, casi idílica, calles empedradas y casa de todos los colores. Nada mejor que empezar nuestra visita por la muralla para tener una panorámica de todo. Sobre el conjunto destacan dos edificios, una torre blanca que pertenece al ayuntamiento y la Iglesia de San Jacobo. 


Rothenburg ob der Tauber
Rothenburg ob der Tauber


Tras el paseo por la muralla y ponernos los dientes largos decidimos bajar “a pie de calle” rumbo a la Plaza del Mercado (Markplatz) y disfrutar del show. Como hemos comentado nuestra visita coincidió con una festividad y había mucha gente vestida con trajes tradicionales y montando a caballo. De hecho el tráfico rodado estaba vetado en el interior del casco viejo. 


Schäferfest (Festival de los pastores)
Schäferfest (Festival de los pastores)

Schäferfest (Festival de los pastores)
Schäferfest (Festival de los pastores)

Schäferfest (Festival de los pastores)
Schäferfest (Festival de los pastores)


Como en todas las ciudades medievales la plaza del mercado era el centro de vida y la antigua Rothenburg tampoco era una excepción. Una vez en Markplatz encontramos atracciones como el ayuntamiento (Rathaus), la Torre del Reloj (donde está la oficina de turismo) y la fuente de San Jorge (1608).    


Markplatz de Rothenburg ob der Tauber
Markplatz


fuente de San Jorge
Fuente de San Jorge 


El ayuntamiento consta de dos partes. La parte más antigua es gótica y data del siglo XIII y XIV. Incluye el Salón Imperial y una torre de 65 metros a la que se puede subir para tener otra perspectiva de Rothenburg. La parte más reciente es la renacentista (siglo XVI) y es la que vemos desde Markplatz. 


Ayuntamiento de  Rothenburg ob der Tauber
Ayuntamiento de  Rothenburg ob der Tauber   


Continúa aquí...