Edimburgo en 9 fotos

1. The Royal Mile (High Street)

Esta calle es la principal atracción turística de Edimburgo y conecta el Castillo de Edimburgo (en la parte) con el palacio de Holyroodhouse (calle abajo). Es la arteria principal del Casco Viejo de la ciudad y en ella se encuentran innumerables atracciones turísticas.





2. Actuaciones callejeras

La mayoría de las “performances” se hacen en la Royal Mile (High Street) dado que es una calle muy concurrida. Tanta afluencia de turistas hace de ella el gran escaparate de la ciudad.




3. Castillo de Edimburgo

Según los registros históricos el castillo de Edimburgo existe desde el reinado del David I en el siglo XII. Obviamente mucho ha cambiado desde entonces pero siempre fue la residencia oficial de la monarquía escocesa hasta la unión de las coronas en 1603. A partir del siglo XVII su rol residencial cambió para convertirse en una base militar y prisión. Hoy en día es una atracción turística más y el lugar donde se celebra la espectacular Military Tattoo.




4. El cañón de las 13 horas

Cada día a la una de la tarde (con la excepción de los domingos, el Viernes Santo y Navidad) los ciudadanos de Edimburgo comprueban sus relojes al son de un cañonazo.





5. Military Tattoo

La Milititary Tattoo de Edimburgo fue celebrada por primera vez en 1950. Se trata de  un evento musical que se celebra cada agosto en la explanada del castillo y que es el acto central del Festival de Edimburgo. En ella participan la banda de música de las fuerzas armadas británicas así como otras internacionales.





6. Palacio de Holyroodhouse (Holyrood Palace)

El Palacio de Holyroodhouse se sitúa junto una abadía que fundó el rey escocés David I en 1128. Dada la cercanía con el castillo muchos nobles se alojaban en la abadía  así que, en el siglo XV, Jaime IV construyó un palacio anexo que desde entonces sirvió como principal residencia de los reyes de Escocia. Actualmente es una de la residencias oficiales del la monarquía británica.




7. Carlton Hill

Esta colina es el mejor mirador de la ciudad. Desde allí tenemos una magnífica vista de Edimburgo que ha sido plasmada en multitud de obras de arte. Es además un lugar lleno de símbolos como el Monumento Nacional, el Monumento a Nelson y el observatorio de la ciudad entre otros.





8. Las catacumbas de Edimburgo

El desarrollo urbanístico de Edimburgo ha creado un mundo subterráneo que se presta a multitud de leyendas.





9. Catedral de St Giles


La Catedral de St. Giles se construyó sobre un antiguo santuario del siglo IX. Las distintas remodelaciones que ha sufrido han conformado una amalgama de estilos. En 1385 la iglesia sufrió un incendio que obligó a una profunda reforma que le ha dado su imagen actual.