Las galerías victorianas de Cardiff

Cardiff es uno de los mejores destinos de compras de Gran Bretaña. Más allá de los grandes centros comerciales que podemos encontrar en cualquier ciudad Cardiff cuenta con una característica única que la diferencia de las demás, nos estamos refiriendo a sus galerías victorianas popularmente conocidas como los “arcades”.

Cardiff
Cardiff

En 1790 Cardiff sólo contaba con 25 establecimientos comerciales que eran poco más que un puñado de puestos callejeros. Así en 1858 se creó la empresa Cardiff Arcade Co. cuya finalidad era la de promover la actividad comercial en la ciudad. Su principal idea fue la de construir una serie de espacios con objeto de tener organizados los negocios, los “arcades”.



Los arcades son unas galerías cubiertas cuya construcción data de mediados del siglo XIX cuando el primero de ellos, el Royal Arcade que conecta las calles The Hayes y St. Mary Street, fue construido en 1858.


Royal Arcade (1858)
Royal Arcade (1858)

La siguiente galería que fue construida fue High Street Arcade (1886) que conecta St. John Street con High Street. Está considerado como un buen lugar para buscar ropa vintage o alternativa. Amancio Ortega todavía no ha comprado ningún local aquí ;-) 


High Street Arcade (1885)
High Street Arcade (1885)


Tan sólo dos años más tarde llegó Castle Arcade (1887) que como podemos adivinar por su nombre está situado en la zona del Castillo de Cardiff.  Aquí encontramos una estructura diferente a los anteriores ya que hay una pasarela de madera en rojo y blanco que se eleva sobre las tiendas.


Castle Arcade (1887)
Castle Arcade (1887)

Castle Arcade (1887)
Castle Arcade (1887)


También de 1887 es el Wyndham Arcade que conecta St. Mary Street y Mill Lane y que discurre paralelo al llamado Café Quarter, una zona repleta de cafeterías, restaurantes y pubs muy concurrida, especialmente los fines de semana.El siguiente fue el Morgan Arcade (1896). David Morgan era un emprendedor que abrió un negocio en The Hayes en 1879. Como le iba bien en 1898 abrió un nuevo establecimiento en la calle paralela, St Mary Street, que era accesible a través de la galería que hoy conocemos como Morgan Arcade. Curiosamente el Morgan Arcade y el Royal Arcade están tan próximos que se conectan en la parte central.


Morgan Arcade (1896)
Morgan Arcade (1896)


En el siglo XX aumentó la lista con tres galerías más, Duke Street Arcade (1902),  entre Duke Street y High Street, Dominions Arcade (1921), entre Queen Street y Crockherberton Lane, y, finalmente, con menos solera Queens Arcade (1994) entre Queen Street y Working Street.


Duke Street Arcade (1902)
Duke Street Arcade (1902)


Para aquellos a los que les guste pasar el día buscando gangas, antigüedades o algún artículo curioso Cardiff es una auténtica experiencia. Los arcades están llenos de oportunidades que sabremos apreciar, eso sí, pagando el precio de tener que buscar mucho.