11 días en Rumanía

Por primera vez en 5 años han  pasado dos semanas sin actualizar el blog, es decir, me he saltado un lunes, día en el que acostumbro a subir los nuevos artículos. La razón ha sido un viaje de 11 días a Rumanía que me ha dejado la sensación de que en Europa tenemos una gran joya por explorar. Como algunos sabéis por las fotos y comentarios que he ido subiendo en Facebook y Twitter.

Como vengo un poco alucinado por lo mucho que he visto vamos a repasar el viaje a través de fotos más que de texto. En los próximos meses nos extenderemos más con artículos detallados que espero transmitan lo mucho que Rumanía merece la pena.

El viaje comenzó en Bucarest pero como ya habíamos estado en 2011 sólo fue una parada en el camino. Un día de relax para situarnos  y sobre todo escapar del intenso calor que ha azotado a la ciudad aunque nos guardamos un rato para ver el Palacio de Mogosoaia.


Palacio de Mogosoaia
Palacio de Mogosoaia


Los primeros días del viaje nos centramos en el valle de Prahova. Allí pudimos visitar la historia de la Casa Domneasca de Brevu, el sabor real de Sinaia, el inquietantte castillo de Bran, los Montes Carpatos en Busteni o la fantasía de la Castillo de Iulia Hasdeu en Campina.


Casa Domneasca de Brevu
Casa Domneasca

Monasterio de Sinaia
Monasterio de Sinaia

Castillo de Bran
Castillo de Bran

Valle de Prahova
Valle de Prahova

Castillo de Iulia Hasdeu en Campina
Castillo de Iulia Hasdeu


La siguiente etapa nos llevó un poco más al norte donde vimos la fortaleza de Rasnov, la ciudad de Brasov  y un par de iglesias fortificadas, Harman y la impresionante de Prejmer (patrimonio de la Humanidad de la UNESCO).

Fortaleza de Rasnov
Fortaleza de Rasnov

Iglesia Negra de Brasov
Iglesia Negra de Brasov

Iglesia fortificada de Harman
Iglesia fortificada de Harman

Iglesia fortificada de Prejmer
Iglesia fortificada de Prejmer


Un poco más al norte llegamos hasta la ciudad de Sighisoara no sin antes pararnos a ver una fortaleza que vimos desde la carretera y que parecía muy interesante.


Fortaleza de Rupea
Fortaleza de Rupea

Torre del reloj de Sighisoara
Torre del reloj de Sighisoara


A continuación nos dirigimos hacia el oeste hasta hasta Sibiu para ver su casco histórico y su extenso museo etnográfico ASTRA situado en un parque situado en las afueras de la ciudad.


Torre gorda de Sibiu
Torre gorda de Sibiu


Un poco más al oeste, en el condado de Hunedoara, tuvimos nuestra cita con la historia más antigua.

Iglesia de Densus
Iglesia de Densus

Ruinas romanas de Sarmizegetusa Ulpia Traiana
Ruinas romanas de Sarmizegetusa Ulpia Traiana

Fortaleza de Sarmizegetusa Regia
Fortaleza de Sarmizegetusa Regia


De vuelta a Bucarest , emulamos al trio del programa de TV Top Gear cruzando los Cárpatos por el paso de Transfagarasan.

Paso de Transfagarasan
Paso de Transfagarasan


Finalmente aún tuvimos tiempo de admirar el Monasterio de Curtea de Arges, una joya en todos los sentidos.

Monasterio de Curtea de Arges
Monasterio de Curtea de Arges


Mirando atrás vemos que  11 días bien aprovechados dan para mucho si bien un país como Rumanía tiene tanto que enseñar que lo visto aconseja más viajes en el futuro. Ha sido una experiencia única que más allá de los tópicos que todos conocemos (la mayoría muy exagerados) muestra lo hospitalaria que es esta gente y lo mucho que hacen por hacer sentir bien al viajero.