Visitamos la Ciudad del Vaticano

Más allá de nuestras convicciones religiosas o no religiosas si nos encontramos en Roma pasando unos días la visita al Vaticano es una actividad absolutamente obligatoria por su altísimo interés histórico y cultural.


Bandera del Vaticano
Bandera del Vaticano




El Vaticano, oficialmente Estado de la Ciudad del Vaticano, es el país más pequeño del mundo (0,439 km²) y el único que tiene por lengua oficial una lengua muerta, el latín. Como muchos sabéis la Ciudad del Vaticano acoge a la Santa Sede, la máxima institución de la iglesia católica.

La existencia del estado Vaticano se debe a los Pactos del Letrán firmados el 11 de febrero de 1929 cuando Benito Mussolini en representación del rey Víctor Emmanuel III y el cardenal Pietro Gasparri en la del papa Pío XI establecieron su independencia y un reconocimiento especial al catolicismo en Italia.

El Vaticano es un estado dentro de una ciudad debidamente defendido por una muralla cuyo acceso principal se hace a través de la Plaza de San Pedro (Piazza San Pietro). Al fondo destaca la Basílica de San Pedro, en el centro se levanta un obelisco procedente del Circo de Nerón y a los lados nos abrazan dos galerías con columnas que abrazan la plaza.


Obelisco del Vaticano
Obelisco

Columnas de San Pedro del Vaticano
Columnas de San Pedro del Vaticano

La basílica actual fue construida entre los siglos XVI y XVII al parecer en el lugar donde se encuentra la tumba del apóstol San Pedro sobre una antigua iglesia del siglo IV construida por Constantino. En el proyecto participaron grandes artistas de la época (Bernini, Miguel Ángel,…) que hacen de ella una obra maestra.

Basílica de San Pedro del Vaticano
Basílica de San Pedro del Vaticano


La entrada a la basílica es gratis y si no vamos a primera hora las colas de acceso son muy largas tanto por la afluencia de gente como por la necesidad de pasar por controles “tipo aeropuerto”. Con mala suerte hablamos de horas. Es importante tener en cuenta que hay reglas estrictas sobre la indumentaria en la entrada, esto es, la obligatoriedad de vestir pantalones largos, faldas hasta la rodilla y hombros cubiertos.

Interior de la Basílica de San Pedro del Vaticano
Interior de la Basílica By Jean-Pol GRANDMONT (Own work) [CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0) or GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html)], via Wikimedia Commons
 
Dentro de la basílica podemos subir a la Cúpula para disfrutar de un gran panorama de Roma. Sin embargo hemos de advertir que no es gratuita y supone un esfuerzo importante a través de un pasadizo muy estrecho no apto para claustrofóbicos (Opción 1: 550 escalones. Opción 2: ascensor y 320 escalones). Otra visita no gratuita es el Museo del Tesoro que expone objetos históricos aunque sólo es recomendable para los muy interesados en el tema.


Panorama desde la cúpula
Panorama desde la cúpula by Till Niermann (Own work) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC-BY-SA-3.0-2.5-2.0-1.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

Más allá de la Plaza de San Pedro y la basílica el Vaticano cuenta con otros lugares de interés. Así podemos apuntarnos a una visita guiada a los Jardines Vaticanos, única manera de acceder a ellos, también podemos hacer un tour a las Grutas Vaticanas donde se encuentran las tumbas de los Papas Pío XI, Pío XII, Pablo VI y Juan Pablo I, o si lo planificamos bien entrar en la Necrópolis Vaticana, accesible a sólo 250 personas al día y donde se encuentra la tumba del apóstol san Pedro.


Para el final nos hemos dejado el plato fuerte, los Museos Vaticanos y que, en nuestra opinión, sólo con ellos justificamos la visita. Aunque no seamos expertos en arte se trata de una experiencia alucinante. El acceso a los Museos Vaticanos se hace por un lateral del complejo a unos 10 minutos a pie de la basílica saliendo por la parte derecha de Plaza de San Pedro siguiendo el trazado de la muralla. Sabemos que estamos en el lugar correcto por las colas y los muchos agentes que nos ofrecen saltarnos la cola si contratamos con ellos, pero nosotros que nos hemos informado en internet sacamos nuestra entrada online en la web oficial y accedemos directamente sin esperar ni un minuto.


Sala de Constatino de los Museos Vaticanos
Sala de Constatino

Los Museos Vaticanos como su nombre indica están formados por diferentes colecciones que cubren un amplio espectro de la cultura. Tenemos pintura, escultura, un museo etnográfico, el museo de los carruajes,… pero todos ellos quedan eclipsados por la Capilla Sixtina. Un lugar único en el mundo e icónico para la Iglesia Católica. Un auténtico deleite para los sentidos.


Pasillo de los Museos Vaticanos
Pasillo de los Museos Vaticanos

Museo etnográfico del Vaticano
Maqueta del Templo de Borobudur

Museo de los Carruajes del Vaticano
Museo de los Carruajes

Acceso a la Capilla Sixtina
Acceso a la Capilla Sixtina


Como decíamos al principio más allá de nuestras creencias religiosas o ausencia de ellas el Vaticano es una atracción única. Teniendo en cuenta los problemas de acceso y las muchas atracciones turísticas hemos de reservarnos al menos un día completo empezando con un buen madrugón para ver la basílica a primera hora de la mañana. Los más fervientes creyentes y/o expertos en arte deberán pensar en un segundo día.


Plaza de San Pedro del Vaticano
Plaza de San Pedro del Vaticano



100% recomendado.  

Información útil Visitar El Vaticano