Visita a Sinaia, residencia de la realeza rumana

En esta nueva entrega vamos a viajar hasta Rumanía para visitar una de sus ciudades más históricas, Sinaia, residencia de la nobleza rumana (hasta su expulsión) y popular destino para los amantes de los deportes de invierno.



Entrada al Monasterio de Sinaia
Entrada al Monasterio de Sinaia


Cuenta la historia que en 1965 el príncipe Mihael Cantacuzino, tras regresar de un peregrinaje al Monte Sinaí, fundó un monasterio en una zona montañosa del valle de Prahova con objetivo de controlar el camino entre Brasov y Bucarest.

Monasterio de Sinaia
Monasterio de Sinaia


El Monasterio de Sinaia ha cambiado mucho desde los días de su fundación y actualmente comprende dos patios con iglesia en estilo bizantino. Ambos templos son ortodoxos y por ello decorados con imágenes pintadas hasta el límite. Literalmente paredes y techo están totalmente cubiertos. La más antigua es la Biserica Veche (Iglesia Vieja) (1695) mientras la que vemos desde la entrada es la Biserica Mare (Iglesia Grande) construida en 1846.



Biserica Veche (Iglesia Vieja)
Biserica Veche (Iglesia Vieja)

Biserica Mare (Iglesia Grande)
Biserica Mare (Iglesia Grande)

El complejo tiene otras atracciones como la Torre de la Campana (1892) y un museo, inaugurado en 1895, que exhibe objetos religiosos incluyendo la primera biblia en rumano (Bucarest, 1688).





Torre de la Campana
Torre de la Campana

Alrededor del monasterio creció una ciudad bautizada con el nombre del monasterio que fue ganando importancia a medida que aumentaba el número de sus visitantes ilustres. Siendo espectacular nuestra primera visita la gran atracción de Sinaia es el Castillo de Peleş, una obra maestra de arquitectura renacentista y considerado como uno de los más bonitos de Europa.



Castillo de Peleş
Castillo de Peleş

Fue construido por el rey Carol I en 1873 y no escatimaron recursos para decorar un interior absolutamente espectacular. Curiosamente este castillo fue el primero en Europa alimentado con corriente eléctrica gracias a su propia planta hidroeléctrica en la ribera del río que baja a sus pies.




Central hidroeléctrica Peleş
Central hidroeléctrica Peleş

Entre 1899 y 1903 el rey Carol I construyó el Castillo de Pelişor  para los futuros reyes Ferdinand y Maria. El castillo tiene 99 habitaciones y fue diseñado como residencia real. Mientras el castillo de Pelişor era terminado la pareja vivió en otra “vivienda” cercana, el castillo Foisor, una “casita” de 43 habitaciones que también habitó el rey Carol I mientras terminaban el Castillo de Peleş. Actualmente Foisor es un lugar destinado exclusivamente a actos oficiales y, por tanto, cerrado al gran público.


Castillo de Pelişor
Castillo de Pelişor

Junto a las tres residencias se encuentra el Economato y la Cámara de la guardia que servían de residencia para visitantes y para los sirvientes palaciegos. Hoy el área ha sido reconvertida a un gran complejo hostelero con hotel y restaurante.  


Economato y la Cámara de la guardia
Economato y la Cámara de la guardia

Bajando al casco abandonamos ese aire noble y encontramos una arquitectura más normal pero no por ello menos interesante. Por su privilegiada posición Sinaia ofrece grandes encantos tanto en invierno  como en verano así que desarrolló una actividad turística que se manifiesta en edificios como el Casino (1912) que daba la bienvenida a 800 clientes diarios. Jugadores de todo el país venían aquí en trenes especiales. Sin embargo este capítulo de opulencia terminó con el cierre de sus puertas durante la Segunda Guerra Mundial. En 1995 fue reconvertido a centro comunitario y centro de conferencias.


Casino de Sinaia
Casino de Sinaia

En la mismo parque-esplanada encontramos el Hotel Caraiman, fundado en 1881 como un lujoso hotel sirvió de hospital durante las guerras mundiales y justo en el lado opuesto está el Hotel Palace.


Hotel Caraiman
Hotel Caraiman

Hotel Palace
Hotel Palace


Más allá de unas cuantas casa más o menos históricas como Vila Florescu, Vila Argetoianu o Vila Vlahuţă destaca el estado de abandono de Vila Carola, la residencia donde el conocido violinista y director Yehudi Menuhin vivió en 1927 mientras tomaba clases de violín de uno de los compositores rumanos más célebres George Enescu que cuenta con una calle en cada pueblo y ciudad del país.



Vila Carola
Vila Carola

Para terminar nuestra visita seguimos la pista de Enescu hasta las afueras de Sinaia donde construyó su residencia de verano, hoy un museo a su memoria. 


Casa memorial George Enescu
Casa memorial George Enescu