Qué hacer en Isla de Pascua (parte I)

En el mundo hay lugares cuya historia cautiva la imaginación de sus visitantes. A todos se nos viene a la cabeza nombres como Stonehenge (Inglaterra), Machu Picchu (Perú), las pirámides de Egipto, las líneas de Nazca (Perú) y tantos otros. Afortunadamente hemos tenido la oportunidad de visitar algunos y dejarnos llevar por su encanto. Unos de éstos ha sido Rapa Nui, también conocida como Isla de Pascua, cuya atracción no deja indiferente a nadie.


Ahu Tongariki - Isla de Pascua
Ahu Tongariki



Estamos en un pedazo de tierra en mitad del Océano Pacífico que se encuentra a más de 3.500 kilómetros del continente lo que hace de ella el lugar habitado más aislado del mundo. La ciudad argentina de Ushuaia lleva el lema “fin del mundo” asociado a su nombre pero contemplar el océano desde las costas de Isla de Pascua es lo más parecido a sentirlo.


Trayecto aéreo Santiago de Chile - Isla de Pascua
Trayecto aéreo Santiago de Chile - Isla de Pascua


A pesar de sus muchos visitantes la isla recibió su actual nombre del navegante holandés Jakob Roggeveen que arribó a sus costas el 5 de abril de 1722, día de la Pascua de Resurrección. En 1887 Chile quiso anexionarse la isla y tras varias negociaciones el 9 de septiembre de 1888 se firmó el tratado que daba cobertura a dicha “apropiación”. El texto fue redactado en dos idiomas, español y Rapa Nui, cuyos textos no coinciden y se prestan a la interpretación. Por ello los originarios Rapa Nui consideran que fueron engañados y que la soberanía chilena sobre su isla no es válida.


Costa de Chile
Costa de Chile



Parece increíble que un lugar tan remoto de pronto se viera poblado y desarrollará una cultura tan curiosa como la Rapa Nui cuyo mayor legado son esos gigantes de piedra (moais) que tanto han dado que hablar.


Moai de Isla de Pascua
Moai de Isla de Pascua



Turísticamente es el lugar perfecto para disfrutar de tranquilidad e historia a partes iguales. La isla sólo tiene una población Hanga Roa donde se encuentra el aeropuerto y que cuenta con hoteles, restaurantes y agencias turísticas para montarnos nuestro propio plan. Lo fácil es contratar un paquete completo de agencia de viajes en el continente pero se puede ir perfectamente por libre siempre que reservemos nuestro hotel por adelantado.

Hanga Roa desde Tahai - Isla de Pascua
Hanga Roa desde Tahai



Hanga Roa es pequeña, segura y “andable”. Un poco de esfuerzo nos ahorrará un buen puñado de pesos chilenos (o dólares). Casi todas las agencias ofrecen excursiones estándar. También podemos ir por libre pero en este caso nos perderemos las historias de los guías y puede quedarnos el asunto un poco descafeinado.



Podemos empezar nuestra visita a la isla por un lugar cercano. Al sur de Hanga Roa se encuentra un asentamiento primitivo reconstruido llamado Orongo donde se cree vivían sacerdotes.


Aldea de Orongo - Isla de Pascua
Aldea de Orongo


Aquí celebraban el Tangata Manu una competición anual para elegir al rey de la isla. Cada clan presentaba a su candidato que participaba en una carrera en la que debían traer un huevo de Manutara del islote Motu Nui. Así dicho parece fácil pero el recorrido obligaba a bajar un acantilado, nadar hasta la isla, escalar, buscar el huevo y volver sin que se rompiera. Toda una proeza.


Islote Motu Nui - Isla de Pascua
Islote Motu Nui


Junto a Orongo se encuentra una de las fuentes de agua dulce de la isla, el volcán Rano Kau, una gran bañera de 1,5 km. de diámetro y 300 metros de profundidad.


Volcán Rano Kau - Isla de Pascua
Volcán Rano Kau


Otras atracciones interesantes son los túneles de lava, alguno de ellos utilizado como refugio por los Rapa Nui. Éstos solían esconderse cuando recibían visitantes europeos poco dados a hacer amigos y más a obtener mano de obra gratis (esclavos). Para los amantes de la playa en el norte se encuentra Anakena, la típica playa de arena fina, césped y palmeras.


Playa de Anakena - Isla de Pascua
Playa de Anakena

Playa de Anakena - Isla de Pascua
Playa de Anakena


Para los más activos, y con tanta costa, está la opción de hacer submarinismo, windsurf o vela. Por otro lado si es presupuesto no es problema se puede contratar un vuelo en avioneta y disfrutar de la isla a vista de pájaro.


Continua aquí