Qué hacer en Isla de Pascua (parte II)

Seguimos nuestra particular visita a la remota Isla de Pascua saludando a sus “gigantes ancestrales”. Los moais son la razón por la que la cultura Rapa Nui ha adquirido su fama mundial y son “el plato fuerte” de la isla. Los estudiosos dicen que servían de amuleto para proteger a sus gentes.


Moais caídos
Moais caídos


Las familias pagaban a un artesano para esculpir un moai y erigirlo de espaldas al mar. Éste representaba al cabeza de familia que orientado de esta forma velaba por los suyos después de fallecido. Se han contado entorno a los 900, 300 de ellos en sus ahu (altar donde se instalaban) y el resto en la cantera o de camino a su Ahu.

Ahu Vinapu - Isla de Pascua
Ahu Vinapu


Hay varios complejos con moais pero los más interesantes son:


- Tahai

A 15 minutos a pie de Hanga Roa es un sitio arqueológico restaurado donde se pueden disfrutar los mejores atardeces en la isla. Por ello todas las tardes los turistas acuden para disfrutar de un espectáculo único.


Tahai - Isla de Pascua
Tahai

Puesta de sol en Tahai - Isla de Pascua
Puesta de sol en Tahai



- Ahu Akivi

En este altar se encuentran 7 moais que según la leyenda representan a exploradores que miran al mar esperando la llegada de su rey. Son los únicos moais de la isla que miran hacia la costa.


Ahu Akivi - Isla de Pascua
Ahu Akivi

Ahu Akivi - Isla de Pascua
Ahu Akivi



- Anakena

No sólo es la mejor playa de Isla de Pascua sino también la única del mundo “protegida” por 7 moais.


Moais en Anakena - Isla de Pascua
Moais en Anakena



- Ahu Tongariki

A 2 kilómetros de la cantera esta gran explanada es el lugar más espectacular de isla ya que hay una enorme plataforma con 15 moais de tamaño descomunal. Un lugar único.


Ahu Tongariki - Isla de Pascua
Ahu Tongariki

Ahu Tongariki - Isla de Pascua
Ahu Tongariki



Visto lo que los Rapa Nui eran capaces de hacer es obligado visitar las canteras donde esculpían los pukaos (sombreros) y los moais. Los sombreros los sacaban de Puna Pau de donde obtenían una piedra rojiza con la que hacían esos cilindros que no se sabe muy bien cómo eran capaces de poner sobre las cabezas.


Pukaos en Puna Pau - Isla de Pascua
Pukaos en Puna Pau



Rano Raraku es el peñón volcánico donde los artesanos tenían su materia prima para los moais. El proceso era largo y laborioso ya que esculpían la figura directamente sobre la roca y una vez terminada escarbaban por los laterales para extraerla. Es aquí donde encontramos el mayor número de ellos, unos 400. Si impresiona ver los moais sin terminar todavía unidos a la roca más lo hacen aquellos que quedaron a medio camino semienterrados por el tiempo.


Rano Raraku - Isla de Pascua
Moai a medio hacer en Rano Raraku

Rano Raraku - Isla de Pascua
Moais en Rano Raraku

Rano Raraku - Isla de Pascua
Moais en Rano Raraku



Más allá de estas excursiones oficiales Isla de Pascua tiene el tamaño perfecto para para explorar a pie o en bicicleta en el día. La línea más larga que podemos trazar sobre su territorio no medirá más de 25 kilómetros.  Para terminar no deberíamos irnos de allí sin asistir a un show de baile Rapa Nui, ciertamente muy espectacular.


Danza Rapa Nui - Isla de Pascua
Danza Rapa Nui

Danza Rapa Nui - Isla de Pascua
Danza Rapa Nui

Danza Rapa Nui - Isla de Pascua
Danza Rapa Nui


Isla de Pascua no es un destino fácil, está lejos y resulta caro para un bolsillo normal pero aquellos que se lo puedan permitir vivirán una experiencia inolvidable.