En dos palabras... Machu Picchu

A estas alturas llevamos muchos kilómetros recorridos y a pesar de que nos gusta todo ciertas visitas calan más profundo que otras. Uno de estos lugares es, sin lugar a dudas, Machu Picchu, símbolo de Perú, y que hemos tenido la suerte de subir dos veces.


Camino a Machu Picchu (2007)
Camino a Machu Picchu (2007)  


Camino a Machu Picchu (2013)
Camino a Machu Picchu (2013)



Machu Picchu comenzó a construirse a mediados del siglo XV durante el reinado del inca Pachacútec y es tal su magnificencia que ha sido objeto de numerosas teorías que aún siguen siendo objeto de debate. En menos de cien años la civilización inca construyó la ciudad, la habitó y de modo misterioso la abandonó dejando muchas preguntas sin contestar. Los estudiosos la describen como un centro político, administrativo y religioso aunque por la calidad de sus templos ceremoniales la última parece ser la función más importante.
 

Machu Picchu
Machu Picchu
 
Piedras talladas de Machu Picchu
Piedras talladas de Machu Picchu



Aunque suele recibir el sobrenombre de la “ciudad perdida” lo cierto es que más bien fue la ciudad olvidada ya que era conocida por la gente local. Sin embargo, el 24 de julio de 1911, el explorador norteamericano Hiram Bingham localizó las ruinas pasando a la historia como su “descubridor”.


Roca Sagrada
Roca Sagrada

Piedra Intihuatana
Piedra Intihuatana

Cierre de puerta
Cierre de puerta

Machu Picchu se encuentra sobre una plataforma que parece fue hecha cortando literalmente la cima de la montaña. El complejo se divide en dos grandes zonas: la agrícola, formada por terrazas de cultivo, y la urbana, donde encontramos las viviendas y templos religiosos. El número de lugares interesantes es alto así que es casi imprescindible hacer la visita acompañados por un buen guía.


Terrazas agrícolas de Machu Picchu
Terrazas agrícolas de Machu Picchu

Zona residencial
Zona residencial


Para recorrer la ciudadela se emplean unas tres horas, no por la distancia que andamos sino porque es imposible no pararse, ya sea para meditar sobre la grandeza del lugar o para sacar fotografías. La primera vez fue muy especial y la segunda, a pesar de conocer Machu Picchu, tan irrepetible como la primera. No tengo palabras para describir las sensaciones, hay que vivirlo.


Contemplando Machu Picchu
Contemplando Machu Picchu


Machu Picchu es un lugar protegido con cupo de visitas establecido así que es conveniente planificarse con tiempo y llegar con todo contratado y cerrado para evitar sorpresas. Para visitar Machu Picchu tenemos varias opciones. La más aventurera sería hacer el Inca Trail que consiste en una ruta de senderismo por los antiguos caminos que llegan hasta Machu Picchu. Hay varias modalidades que pueden llegar a ocupar varios días dependiendo del punto de partida aunque el Camino Inca principal demora 3 días. Otra opción sería hacer un tour de día desde Cusco (u Ollantaytambo). Si queremos ir más tranquilos podemos tomar el tren y hacer noche en Aguas Calientes para subir a primera hora de la mañana (mandatorio en el caso de que hayamos reservado una subida a Huayna Picchu). Todas lo comentado obligan a tomar el tren. Disponemos de servicios el PeruRail y el IncaRail y hay estaciones en Poroy (a 20 minutos de Cuzco) y en Urubamba y Ollantaytambo en el Valle Sagrado.

 
Cima de Huayna Picchu
Cima de Huayna Picchu

Templo del Sol
Templo del Sol

El Cóndor
El Cóndor
 

La vía no permite grandes velocidades y si llueve puede haber desprendimientos que aumenten considerablemente el tiempo de trayecto pero a cambio disfrutamos de un paisaje precioso y en la ida de una ilusión creciente por lo que nos espera al llegar.


Tren a Machu Picchu
Tren a Machu Picchu
 

Enlaces de interés:


Dirección regional de Cultura Cusco

Perúrail
 
Incarail