Roma, la ciudad eterna

Con los viajes y los años ha ido creciendo en nuestro interior una fascinación por las culturas antiguas. Nada mejor para aprender de ellas que visitar los caminos, poblaciones y santuarios que han forjado su memoria. La extensión del Imperio Romano fue tal que allá donde vamos nos encontramos con vestigios de la misma. Hace unos meses una amiga me comentó que iba a visitar la ciudad de Roma. No tardé ni un segundo en aceptar el plan.


Coliseo Romano
Coliseo Romano



A estas alturas llevamos muchos kilómetros a la espalda pero casi siempre se ha repetido una constante, sea como fuere, en nuestras rutas (europeas) es habitual encontrarnos con algo relacionado con la antigua cultura romana. La lista de “sitios romanos” que hemos visitado es larga y cuanto más salimos más crece. Algunos sobre los que hemos escrito son:

-    Britania, la provincia romana   
-    Caerleon
-    Caerwent
-    Chester
-    Colonia
-    Densus
-    Gloucester
-    Irún
-    Maastricht
-    Manchester
-    Sarmizegetusa


Y por fin llegó el momento de visitar la ciudad eterna, Roma, donde todo nació.


Hablar de una ciudad con tanta historia es algo complicado porque podríamos acabar haciendo un libro y como no queremos dormir al personal vamos a centrarnos en sus grandes atracciones o al menos aquello que vimos más interesante en los 4 días que duró nuestra aventura.


Coliseo Romano

La primera vez fue de noche desde el taxi que nos trasladaba del aeropuerto al centro y la sensación que nos llevamos fue espectacular. Tantas  veces visto y allí estaba, delante de nuestras narices. Símbolo de Roma, el Coliseo o Anfiteatro Flavio, es como un viaje en la máquina de tiempo. A pesar de incendios, terremotos y la desidia humana 2.000 años de historia nos contemplan.


Coliseo Romano
Coliseo Romano

Coliseo Romano
Coliseo Romano



Foro Romano
 
Aquí se desarrollaba la vida de la antigua Roma. Era el centro neurálgico de la urbe ya que desde el Foro se dictaba la política, impartía la justicia, se comerciaba y se rendía culto a los dioses. Una visita espectacular e imprescindible.


Foro Romano
Foro Romano

Foro Romano
Foro Romano
 

El Palatino

Junto al Foro y sobre una colina se encuentra el Palatino, lugar donde residían los emperadores. De menor interés que su vecino acumula una gran cantidad de ruinas y desde su lado sur nos asomamos al Circo Máximo (aún por excavar), donde tenían lugar las carreras de cuadrigas.


El Palatino
El Palatino


Foros imperiales

A medida que el Imperio Romano se expandía la administración romana crecía y las instalaciones se quedaban pequeñas. Así Julio César construyó un nuevo Foro. Los emperadores posteriores hicieron lo propio pero fue Trajano quién hizo el trabajo más espectacular que ha llegado a nuestros días como los Mercados de Trajano. A menudo dejado de la lado por la grandiosidad de sus vecinos su historia es muy interesante.


Foros imperiales
Foros imperiales


Panteón de Agripa

Construido en el siglo II es el edificio mejor conservado de la antigua Roma, es prácticamente original. La razón de su excelente estado de conservación es que en el siglo VII el emperador bizantino Focas lo donó al papa Bonifacio IV, que lo transformó en la iglesia de Santa María de los Mártires. Este nuevo uso lo preservó de los saqueos  y la destrucción. Absolutamente único.


Panteón de Agripa
Panteón de Agripa



Piazza del Campidoglio (Plaza del Capitolio)
 
El Capitolio era la colina sagrada de la Antigua Roma, donde se encontraba el Templo de Júpiter y las tropas brindaban sus victorias al padre de los dioses. Espectacular la escalinata escoltada por las estatuas de Cástor y Pólux, los dos hermanos protectores de la ciudad.


Piazza del Campidoglio
Piazza del Campidoglio



Piazza di Spagna (Plaza de España)

Situada en una amplia área comercial la Plaza de España es un lugar muy concurrido por los turistas que se paran frente a la Fontana della Barcaccia para tomarse una foto  con la escalinata que asciende a la Iglesia de la Trinità dei Monti.


Piazza di Spagna
Piazza di Spagna



Piazza del Popolo (Plaza del Pueblo)

La Piazza del Popolo ha sido desde siempre la puerta de Roma. Desde ella partía la Via Flaminia que conectaba la ciudad con el resto del continente.


Piazza del Popolo
Piazza del Popolo


Barrio del Trastevere

A pesar de la concurrencia el Barrio del Trastevere tiene toque bohemio muy especial. Alejado del centro siempre fue un lugar marginal alejado de los grandes planes urbanísticos. Es por ello que conserva en buena parte su trazado medieval, con estrechas calles que invitan a perderse.


Barrio del Trastevere
Barrio del Trastevere

Barrio del Trastevere
Barrio del Trastevere



Fontana de Trevi

Terminamos este repaso con otro de los monumentos estelares de la ciudad. Esta espectacular fuente de 40 metros de frente es una obra maestra del arte barroco que no te cansas de admirar.


Fontana de Trevi
Fontana de Trevi



Si mucho es lo que hemos visto aquí lo cierto es que sólo hemos dado unas pinceladas al cuadro. Podríamos decir que cada calle y cada piedra en Roma tienen su historia y a ellas volveremos en futuros artículos. En resumen, una ciudad imprescindible en la agenda de todo viajero.


Rome is more
Rome is more