Subida al monte Gorbea

El monte Gorbea (Gorbeia) es la subida más famosa e importante para los montañeros de fin de semana de la zona del Gran Bilbao. Situado en el límite con la provincia de Álava suponemos que será igualmente importante para nuestros vecinos alaveses. Su importancia es tal que cuando el tiempo sale bueno sus campas y la subida se ven invadidas por numerosos grupos familiares con ganas de respirar aire puro y disfrutar unas vistas privilegiadas.


Camino al Gorbea
Camino al Gorbea


Monte Gorbea
Monte Gorbea


El Gorbea tiene una altura de 1.482 metros y da nombre al parque natural en el que se encuentra. Al fondo, al otro lado del valle que se extiende desde sus faldas, divisamos el Amboto, el monte con más leyenda de Euskadi.


Montes alrededor del Gorbea
Montes alrededor del Gorbea



El monte Gorbea pertenece a un club histórico muy especial, el de los montes bocineros, junto al Ganekogorta  (998 m.), Kolitza (879 m.), Oiz (1.026 m.) y Sollube (686 m.). Estas cinco cimas eran utilizadas desde  la Edad Media para convocar a Juntas Generales del Señorío de Vizcaya mediante señales sonoras y luminosas.


Buzón del Gorbea
Buzón del Gorbea



La subida al Gorbea no es particularmente difícil ya que se encuentra muy bien señalizada y su dureza dependerá de a qué velocidad afrontemos la ascensión. A cambio del esfuerzo la montaña nos premia con grandes vistas y unas campas verdes que invitan a tirar la toalla y tomar el sol.


Campa de Arraba
Campa de Arraba
Campa de Aldape
Vistas desde el Gorbea
Vistas desde el Gorbea
Vaca en el Gorbea
Vaca en el Gorbea


De las numerosas rutas disponibles la más transitada por la parte vizcaína es la que sale del área recreativa de Pagomakurre (890 m.) a la que se llega por una pista que sale de Areatza. Allí disponemos de un gran aparcamiento, mesas, una fuente e incluso una ermita. No obstante todas las vertientes son accesibles y el punto de partida depende de cuántas ganas tengamos de andar.


Área recreativa de Altzagorta
Área recreativa de Altzagorta



En lo alto del Gorbea se encuentra instalada la famosa cruz que va unida a su nombre. La primera fue instalada en 1901 siguiendo el mandato del papa León XIII que quiso coronar las cimas de los montes más altos de la cristiandad con cruces. La actual es la tercera y data de 1907. El conjunto se completa con una imagen de la Virgen de Begoña situada a sus pies.


Cruz del Gorbea
Cruz del Gorbea

Virgen de Begoña
Virgen de Begoña



Subir al Gorbea es un excelente plan de sábado por la mañana, si tenemos niños conseguiremos cansarlos lo suficiente para que no nos den la lata por la tarde y se vayan pronto a dormir. En todo caso recordad que requiere una cierta forma física para no llegar arriba “en estado crítico”.


Subiendo al Gorbea en familia
Subiendo al Gorbea en familia

Subiendo al Gorbea
Subiendo al Gorbea


Por último queda advertir que la niebla del Gorbea se levanta con la misma facilidad con la que se va por lo que debemos ser precavidos si nos pilla en su ladera y tener la tranquilidad para seguir el camino marcado.


Niebla en el Gorbea
Niebla en el Gorbea