Groningen, la ciudad joven

No cabe duda que descubrir un país requiere salirse de las ciudades que aparecen en las portadas de las guías de viajes. Más allá de la archiconocida Ámsterdam, el señorío de  La Haya o la modernidad de Rotterdam debemos considerar otros lugares como Groningen, una ciudad norteña, vibrante y muy joven. Groningen se encuentra al norte de Holanda, tanto es así que su lema es que “ninguna ciudad se encuentra por encima de ella” (al menos geográficamente).


No hay nada por encima de Groningen
No hay nada por encima de Groningen


Durante la Edad Media Groningen fue una próspera ciudad que  vivió un gran desarrollo por su actividad comercial. La región donde se asienta sufría frecuentes inundaciones que hacían imposible la agricultura y Groningen servía de centro de distribución.


Canal de Groningen
Canal de Groningen
Antiguos almacenes
Antiguos almacenes



La construcción de diques de contención y la mejora de las comunicaciones hizo que las importaciones disminuyeran y el negocio fuera languidenciendo poco a poco. Sin embargo en 1614 la ciudad funda su universidad dando un empuje a la misma hasta el punto que hoy en día el 25% de la población son estudiantes. Tanta gente joven ha modelado el carácter de Groningen hasta el punto de ser una de las más vitales de Holanda con una oferta que se adapta a cualquier gusto especialmente para los amantes de la vida nocturna ya que en Groningen no hay horario oficial de cierre.

Sin embargo, si nos va más el rollo histórico-cultural también como veremos tendremos nuestra propia ración.


Universidad de Groningen
Universidad de Groningen


Si viajamos en tren vamos a poder disfrutar de una estación con una decoración espectacular. Imposible no mirar al techo.


Estación de Groningen
Estación de Groningen

 
Todas las ciudades holandesas se distribuyen alrededor de una plaza central, la plaza del mercado, Grote Markt. La de Groningen se ve un poco rara ya que una parte está cerrada por las típicas casitas que nos esperábamos y el lado opuesto por construcciones modernas. Preguntamos y nos cuentan que en 1945 la Segunda Guerra Mundial dejó su “huella”.


Groningen - Grote Markt
Grote Markt
Ayuntamiento de Groningen
Huellas de la guerra

A poca distancia de la plaza la Iglesia Martinikerk (Iglesia de San Martin) dispara su sombra gracias a sus 97 metros de altura. Construida en el siglo XV es la cuarta más alta de Holanda.


Groningen - Martinikerk
Martinikerk


Saliendo de la plaza, detrás del ayuntamiento, se nos aparece Goudkantoor (Oficina del oro) uno de los edificios antiguos más bonitos de la ciudad y que en 1635 era la oficina de recaudación de impuestos.


Groningen - Goudkantoor
Goudkantoor
 

Unos pasos más allá llegamos a otra gran plaza cuyo nombre necesita poca explicación, Vismarkt, Plaza del Pescado, presidida el Korenbeurs (Bolsa del Grano), actualmente un mercado, y la iglesia Der AA-Kerk del siglo XV.


Groningen - Vismarkt
Vismarkt


Este trasfondo histórico no es cortapisa para que Groningen mire para adelante y de un toque de modernidad a su imagen.


Arquitectura moderna de Groningen
Arquitectura moderna de Groningen
Arquitectura moderna de Groningen
Arquitectura moderna de Groningen
Arquitectura moderna de Groningen
Arquitectura moderna de Groningen
Arquitectura moderna de Groningen
Arquitectura moderna de Groningen


Dejamos para el final una curiosidad, se trata de la calle Nieuwstadt, el “Barrio Rojo” de Groningen. Nada comparable al de Ámsterdam ya que, a diferencia de su hermana  mayor, cuenta con apenas una veintena de cabinas.


Barrio Rojo de Groningen
Barrio Rojo de Groningen