Brașov, la Ciudad de la Corona

La semana pasada hablábamos de Sighișoara, una de las siete ciudades sajonas de Transilvania (Rumanía). En esta nueva entrega vamos a trasladarnos a Brașov, otra de la lista, que aunque no tiene el encanto medieval “concentrado” de Sighișoara sigue siendo una ciudad sumamente interesante de visitar.


Monte Tampa (Brașov)
Monte Tampa (Brașov)


Brașov también conocida como Kronstadt, Ciudad de la Corona (en alemán), es una ciudad de la región de Transilvania fundada en el siglo XIII cuya relevancia se debe a llegada de los caballeros sajones que fortificaron el asentamiento original con murallas y torres. Aquella comunidad fue invitada por el rey de Hungría en varias etapas para construir pueblos entre los años 1141 y 1300. El propósito original era el de servir como línea de defensa de las fronteras de reino. 

Estos colonos provenían principalmente de la región del Rhin, Flandes y Mosella aunque también hubo movimientos migratorios desde Turingia, Baviera y Valonia. Como en Sighișoara los sajones se dedicaban a la artesanía y al comercio y, según los usos y costumbres medievales, cada gremio se encargaba de mantener las torres defensivas.


Escudo de Brașov
Escudo de Brașov

 
Para visitar Brașov es inevitable comenzar por la Plaza Sfatului (Piaţa Sfatului). Situada en pleno casco viejo en su centro nos encontramos con la Casa Sfatului que fue la antigua sede de la alcaldía  por más de 500 años.


Plaza Sfatului
Plaza Sfatului

Casa Sfatului
Casa Sfatului

Junto a ella destaca la Casa Hirscher uno de los edificios más antiguos de la ciudad (1539-1545) que hoy en día alberga un restaurante y, sin salirnos de la plaza, también destaca la bonita fachada de la Iglesia Ortodoxa.


Casa Hirscher
Casa Hirscher

Iglesia Ortodoxa de Brasov
Iglesia Ortodoxa

 
Unos pocos pasos más al sur llegamos a la Iglesia Negra (Biserica Neagră), un templo en estilo gótica cuya construcción se inició en 1477 y cuyo nombre se debe al color que tomó tras el incendio de 1689.


Iglesia Negra
Iglesia Negra

Iglesia Negra
Iglesia Negra






Indubablemente hablar de Brașov es hablar de sus fortificaciones, muy bien conservadas, y que dan cuenta de los duros tiempos que durante su historia ha tenido que enfrentar.


- Fortaleza de Brașov (Cetățuia Brașovului). Situada estratégicamente sobre una colina formaba parte del sistema de fortificaciones exteriores. Originalmente de madera se reconstruyó en piedra durante el siglo XVI.


Fortaleza de Brașov
Fortaleza de Brașov

 - La Puerta de Santa Catalina (Poarta Ecaterinei). Construida en 1559 por el gremio de los sastres. La única entrada original que queda de la época medieval.


Puerta de Santa Catalina
Puerta de Santa Catalina


- La Torre Blanca (1460-1494)


Torre Blanca
Torre Blanca
 

- La Torre Negra, bautizada así porque en 1559 un rayo la “cambió de color”


Torre Negra
Torre Negra


- Bastión Graft (1515-1521) que hoy alberga un museo de artefactos medievales


Bastión Graft
Bastión Graft

 
- Bastión de los tejedores (Bastionul Țesătorilor). Construido entre 1421-1436 y reconstruido entre 1570-1573 es el bastión defensivo más grande y mejor conservado de los siete que formaban parte del perímetro defensivo de la ciudad.


Bastionul Țesătorilor
Bastionul Țesătorilor


- Bastionul Postăvarilor 


Bastionul Postăvarilor
Bastionul Postăvarilor
 

El Distrito de Șchei

El Distrito de Schei es donde vivía concentrada la comunidad rumana de Brasov en la época de dominio de los sajones (s.XIII a s.XVII). Por aquel entonces los rumanos tenían menos derechos que sus convecinos alemanes. Por ejemplo tenían prohibido tener propiedades dentro de la zona amurallada. Asimismo también tenían el acceso restringido, sólo a ciertas horas y tenían que pagar un peaje en la entrada para obtener el privilegio de vender sus productos en el interior.


Puerta de Schei
Puerta de Schei


Se trata de un barrio muy pintoresco muy agradable de caminar que esconce algunas sorpresas como por ejemplo Strada Sforii, la calle más estrecha de la ciudad cuya anchura varía entre los 111 y los 135 centímetros a lo largo de sus 80 metros.


Strada Sforii
Strada Sforii

Strada Sforii
Strada Sforii

Strada Sforii
Strada Sforii


Consideraciones finales
 
Si nuestra idea es explorar Rumanía debemos saber que Brașov se encuentra estratégicamente situada en el centro del país y a muy poca distancia tenemos lugares muy interesantes como el valle de Prahova, Sinaia, Rasnov, Bran y Prejmer entre otros. Además si somos unos apasionados de los deportes de invierno estamos en una región privilegiada para los amantes de la nieve.

Más allá de lo que cabe en un artículo Brașov tiene prácticamente de todo para disfrutarla, nuestra única limitación será el tiempo.