El palacio Inca de Pumapungo

El Imperio Inca se extendió por buena parte de Sudamérica Occidental dejando a su paso un sello propio. Aquellos símbolos que mostraban el poder del Inca hoy son vestigios del resplandor de aquella cultura destruida por los conquistadores españoles. En esta nueva entrega vamos a visitar el Palacio de Pumapungo en la actual ciudad de Cuenca (Ecuador).


Pumapungo (Cuenca)
Plano de Pumapungo




Como veíamos en el anterior artículo los cañari y los incas convivieron en armonía gracias a la conquista “no sangrienta” llevada a cabo por el Inca Túpac Yupanqui, quién llegó a casarse con la hija de un cacique cañari para ganarse el favor de esta tribu.


Pumapungo (Cuenca)


Entre las muchas cosas que hizo para ser visto con buenos ojos figura la fundación de Tomebamba, el centro administrativo del Chinchaysuyo, una región del Imperio Inca que en su extensión prácticamente incluía todo el Ecuador actual.


Pumapungo (Cuenca)



Tomebamba fue una refundación del asentamiento cañari de Guapondelig y su construcción formó parte del plan para ser aceptado por los conquistados. Posteriormente el hijo de Túpac Yupanqui, Huayna Capac, continuó con su obra. Después de todo el lugar era una base clave para las futuras conquistas al norte, especialmente en las campañas en la zona de Quito.


Pumapungo (Cuenca)

Pumapungo (Cuenca)



Durante años Huayna Capac gobernó el imperio desde Tomebamba con el apoyo de sus hijos, Ninan Cuyuchi (también en Tomebamba), Huáscar (desde Cuzco) y Atahualpa (desde Quito). A finales de la década de 1520 tanto el patriarca como Ninan Cuyuchi fallecieron dejando un vacío de poder por el que Huáscar y Atahualpa lucharon hasta las últimas consecuencias. Tomebamba permaneció fiel a Huáscar y en 1529 fue destruida por Atahualpa (vencedor de la guerra civil).


Pumapungo (Cuenca)



Con la llegada de los conquistadores españoles se fundó la ciudad de Cuenca que poco a poco ha sepultado lo que fue Tomebamba y sus piedras forman parte de muchas de las edificaciones actuales.


Pumapungo (Cuenca)


Como “capital” del norte del imperio la ciudad fue construida usando a Cuzco como modelo por lo que debió de ser una de las ciudades más bonitas de la época. Actualmente la parte mejor conservada son las ruinas del Palacio de Pumapungo cuya recuperación se debe al Banco Central del Ecuador quien compró los terrenos en 1981 e inició su excavación.


Pumapungo (Cuenca)



Junto al yacimiento arqueológico se encuentra el Museo del Banco Central, un lugar imprescindible para conocer la historia y la cultura del país. Como extra en la planta más baja ofrece una interesante exposición numismática con billetes y monedas de todas las épocas.


Museo del Banco Central
Museo del Banco Central