La Mezquita Azul de Estambul

La pasada semana visitábamos el Museo de Santa Sofía (Hagia Sofia) en Estambul donde quedamos maravillados por una construcción de más de 1.500 años con unas dimensiones colosales. A 3 minutos a pie, separada por un parque, encontramos otra joya, la mezquita del Sultán Ahmed que recibe tantas o más visitas que su vecina.


Mezquita Azul - Estambul
Mezquita Azul



La mezquita del Sultán Ahmed es un templo de principios del siglo XVII cuya decoración interior en color azul ha rebautizado la misma como la Mezquita Azul. Parece bastante claro que históricamente no pueda compararse con Hagia Sofia, la mezquita de Suleiman o la mezquita de Fatih pero su colorido interior la ha puesto en la lista de las más visitadas de Estambul.


Mezquita Azul - Estambul
Mezquita Azul


El templo cuenta con una cúpula central de 23 metros de diámetro situada a 43 metros de altura. Como dato curioso el complejo cuenta con seis minaretes que, en su momento, provocaron mucha controversia ya que la Meca también tenía seis. Así que para acabar con la polémica se construyó un séptimo minarete en la Meca volviendo a situarla por encima en el “ranking”.


Mezquita Azul - Estambul
Mezquita Azul

Cúpula de la Mezquita Azul
Cúpula de la Mezquita Azul


La mezquita se sitúa en el corazón del extinto Imperio Bizantino, en el lugar que ocupaba el Gran Palacio de Constantinopla y el hipódromo (si nos fijamos, la calle tiene la forma de la pista por donde competían las cuádrigas).

 
Pedestal en el antiguo hipódromo
Pedestal con motivos de carreras de cuádrigas
 
Nada más entrar lo primero que llama la atención son los más de 20.000 azulejos de color azul que “pintan” el interior de la mezquita. Todos hechos a mano y representando diferentes motivos como flores, frutas y árboles. Es imposible no usar la palabra azul para referirse a la mezquita.


Interior de la Mezquita Azul
Interior de la Mezquita Azul

Interior de la Mezquita Azul
Columnas de la Mezquita Azul

Interior de la Mezquita Azul
Cúpulas de la Mezquita Azul


También destacan las más de 200 vidrieras y las lámparas de araña que iluminan el espacio.


Interior de la Mezquita Azul
Mezquita Azul
 

Según comentan los expertos, a pesar de lo que pueda parecer, el nivel artístico del interior no es muy alto. Según la zona, los azulejos son de baja calidad y el exceso de vidrieras desluce elementos como el minbar (púlpito donde el imán da los sermones) por una iluminación excesiva. No obstante, la Mezquita Azul gusta mucho a sus visitantes por su espectacular colorido.


Interior de la Mezquita Azul
Interior de la Mezquita Azul

Interior de la Mezquita Azul
Columna de la Mezquita Azul

Seamos puristas o no, la mezquita Azul es un lugar que debemos incluir si nos encontramos de visita en Estambul.



Información adicional

Horario: abierta todos los días de 9 h. a 19 h. Durante las horas de culto la mezquita está cerrada al turismo.

Importante: para entrar en cualquier mezquita, como medida de respeto, hay que vestir la ropa adecuada y descalzarse. Los hombres deben vestir pantalón largo y las mujeres llevar los hombros y el pelo tapado. En las mezquitas más turísticas, como la Mezquita Azul, si no disponemos de la indumentaria adecuada en la entrada disponen de la ropa necesaria para entrar.