La Puerta de Brandenburgo

Hay pocas cosas en Berlín que tengan mayor carga simbólica que la Puerta de Brandenburgo. Éste monumento, salvando las distancias, es a Berlín lo que la Torre Eiffel a París o el Big Ben a Londres. De hecho es la imagen que Alemania eligió para sus monedas de euro.

Puerta de Brandenburgo
Puerta de Brandenburgo



Monedas de euro alemanas
Monedas de euro alemanas

A pesar de lo que pueda parecer la Puerta de Brandenburgo no es un arco del triunfo, como su nombre indica, era una de las antiguas puertas de acceso a la ciudad, en la época en la que estaba rodeada por una muralla. Fue construida entre 1788 y 1791 durante el reinado de Federico Guillermo II de Prusia y se encuentra coronada por una cuadriga comandada por la diosa Victoria.

Puerta de Brandenburgo
Puerta de Brandenburgo

A lo largo de su existencia la Puerta de Brandenburgo ha sido testigo de numerosos episodios históricos. En 1806 tras la victoria de Napoleón sobre las tropas prusianas en la Batalla de Jena,  Napoleón la cruzó triunfante y se llevó la cuadriga como trofeo de Guerra a París. Posteriormente en 1814 los prusianos se tomaron la revancha ocupando París. Recuperaron la diosa Victoria y, tras restaurarla, le añadieron el águila y la Cruz de Hierro.

Diosa Victoria sobre la Puerta de Brandenburgo
Diosa Victoria

En 1933 cuando Hitler asumió la cancillería de Alemania utilizó la puerta como símbolo de poder pero tras su caída, en 1945, los bombardeos de Berlín la habían dejado en ruinas. Posteriormente los gobiernos de la RFA y la RDA, en un esfuerzo conjunto, la restauraron aunque tras la construcción del Muro de Berlín (1961) la puerta quedó aislada en tierra de nadie.


Puerta de Brandenburgo rodeada por el muro
Puerta de Brandenburgo rodeada por el muro

En 1987 Ronald Reagan dio un discurso frente a ella con unas palabras que quedaron para la historia: “Mr Gorbachov, ¡abra esta puerta!. Mr. Gorbachov, tire abajo este muro”. Y dos años más tarde lo hizo. Quedando desde entonces la Puerta de Brandenburgo como símbolo de la unificación alemana.


Reagan frente a la Puerta de Brandenburgo
Reagan frente a la Puerta de Brandenburgo